Un informe alerta sobre el agotamiento de los recursos

  • Los expertos dicen que hacen falta "tres provincias de Málaga" para compensar el gasto

Comentarios 1

Los malagueños consumen más recursos de los que la naturaleza es capaz de regenerar. Según un estudio de la Diputación Provincial y la Universidad de Málaga, haría falta disponer de una superficie tres veces superior a la provincia para poder soportar el actual modelo de desarrollo en el que cada persona necesita 4,76 hectáreas para producir los recursos que gasta y compensar los residuos que genera.

El informe de Sostenibilidad Ambiental de la provincia, presentado ayer por el diputado de Medio Ambiente, Miguel Esteban Martín, desvela que en Málaga se generan un millón de toneladas de residuos al año y que, en lugar de reducir, se ha incrementado su producción en un 53 por ciento frente al 30 por ciento del resto de Andalucía.

El agotamiento de los recursos hídricos y del aumento del consumo de agua es otro de los efectos del modelo de crecimiento de la provincia sobre el que alerta el informe. La media del consumo de agua está en 239,2 litros por habitante y día, aunque en algunos municipios del interior la cifra se dispara hasta los 400 litros por persona y día.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2), causante del efecto invernadero, tampoco arrojan cifras muy optimistas. Y es que se calcula que cada año se emiten a la atmósfera 12 millones de toneladas de este gas contaminante en la provincia, lo que equivale a una media de 7,86 toneladas por persona.

Otra de las conclusiones del estudio es el incremento "disparatado" del consumo energético que se ha experimentado en la provincia, que ha subido un 32,2 por ciento en cinco años y se sitúa en siete puntos con respecto a la media andaluza.

Además, el diputado alertó del aumento de la superficie artificial en la costa malagueña durante los últimos diez años, donde más de 2.262 hectáreas de espacio forestal han pasado a ser suelos urbanizables.

Por ejemplo, el primer kilómetro costero de Marbella está urbanizado en un 62 por ciento, casi el doble que en comarcas como la Axarquía y Málaga capital donde el 33 por ciento de los suelos han sido transformados en terrenos edificables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios