La falta de un informe vuelve a retrasar la entrega del 'Cubo'

  • Muelle Uno ha de elaborar una valoración del inmueble, cuya cesión fue reclamada ayer por el Ayuntamiento en el consejo del Puerto

La entrega del edificio cultural levantado en la esquina de los muelles 1 y 2 del puerto de Málaga, bautizado como El Cubo, al Ayuntamiento vuelve a demorarse. La razón de este nuevo retraso hay que encontrarlo en la ausencia de un informe de valoración por parte de la promotora del centro comercial Muelle Uno y responsable de la construcción del inmueble dentro del acuerdo alcanzado en su día con la Autoridad Portuaria. El informe, según fuentes próximas al puerto, tendría que haber sido redactado tiempo atrás por la concesionaria, si bien "ahora tienen que iniciarlo de cero, porque la construcción del edificio cultural se hizo en diferentes etapas".

"Dependerá de la celeridad que quieran tener y de los honorarios que quieran pagar", añadieron las fuentes, que apuntaron, en cualquier caso, que podría demorarse al menos un par de semanas. El asunto salió a relucir en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria reunido ayer para, entre otros asuntos, dar luz verde a las cuentas anuales del organismos, relativas a 2013. En el cónclave, indicaron varios fuentes, el representante municipal, Francisco Ruiz, hizo ver la necesidad de que se produzca cuanto antes la entrega del inmueble al Consistorio.

Una premura justificada, entre otras razones, en la existencia de un concurso público por parte de la Gerencia de Urbanismo para contratar los trabajos de adecuación del edificio como futura sede del Centro Pompidou en Málaga. El valor de la operación alcanza, de inicio, los 5,1 millones de euros. Este informe de valoración ha de incluir, además, otra de las instalaciones que pasará a manos del Puerto, una estación marítima.

En el consejo, según indicaron fuentes próximas al mismo, se abordó también el proceso de normalización de la situación económica de Muelle Uno. Al respecto, si bien no se precisó la deuda que mantiene la adjudicataria de la concesión de este espacio, sí indicaron que el presidente del organismo, Paulino Plata, informó de la existencia de acuerdo para ordenar a la baja el espacio privativo que es objeto de la citada concesión, toda vez que se ha observado que hay ciertas superficie que son más bien de carácter público, como la acera del Paseo de los Curas o el entorno de la Farola.

La incidencia será clara sobre el canon anual al que tiene que hacer frente la entidad Muelle Uno-Puerto de Málaga, y que asciende a 1,5 millones. De llevarse adelante esta modificación (pendiente desde hace más de un año), la factura podría caer en unos 200.000 euros. El escollo es que antes de poder recibir todos los parabienes la concesionaria, de la que forma parte Unicaja y Myramar, ha de regular la deuda que mantiene con la entidad portuaria.

Además, se liquidaron las obras de la mejora de la dársena exterior y el abrigo exterior de San Andrés, por la que el Puerto ha de pagar 871.000 euros más, y del dique de Levante, en el que hay una liquidación a favor de la institución portuaria de casi 97.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios