Los ingresos del SARE en Málaga crecen casi un 17%, con 300.000 usuarios más

  • La Sociedad de Aparcamientos cierra 2017 con 3,5 millones de beneficio, un 30,77% de crecimiento sobre el ejercicio anterior

Una de las zonas SARE repartidas en la ciudad. Una de las zonas SARE repartidas en la ciudad.

Una de las zonas SARE repartidas en la ciudad. / javier albiñana

Los números le salen a la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa). Tras años preocupantes, coincidentes con los de la crisis económica, el último ejercicio de la empresa mixta, de la que el Ayuntamiento de Málaga posee el 51% de las acciones, y los socios privados, el restante 49%, cerró con un resultado favorable de 3,5 millones de euros. Más allá de la cuantía absoluta, lo que resulta relevante es que ello supuso una subida del 30,77% respecto a 2016.

El detalle aparece recogido en el balance económico de Smassa correspondiente al último trimestre del pasado ejercicio. En el documento, al que tuvo acceso este periódico, se pone de relieve que la consecución de este objetivo positivo fue posible por el aumento de los ingresos procedentes del SARE, de un 16,8%; de los aparcamientos de rotación, de un 5% de mejora, y de las ventas de plazas, de estacionamiento, que creció un 3,78%. Por el contrario, se produjo un ligero descenso en el servicio de la grúa, de un 0,58%.

85Plazas. Vendidas en condiciones ventajosas, al tiempo que se alquilaron 383 estacionamientos

En cuanto al número de usuarios, el documento confirma el crecimiento leve en la cifra de clientes de los aparcamientos de rotación, con 2.954.317 (2.953.834 en 2016). Mucho mayor es el aumento del SARE, empleado el año pasado por 2.684.952 (casi 304.500 más). En términos absolutos, los ingresos de explotación alcanzaron los 17,8 millones, casi un millón más. La principal aportación vino de los parking de rotación, con algo más de 12,7 millones (unos 600.000 euros más), seguidos de la zona azul, con 2.577.360 euros acumulados al cuarto trimestre; la grúa, con 1.380.910 euros, y la venta de plazas, con 1.140.026 euros. Este último dato es relevante, ya que en 2016 la situación fue diametralmente opuesta, con un descenso del 59% (tras la entrega del aparcamiento de la calle Nosquera), lo que se tradujo en una merma de 1,6 millones.

La campaña impulsada años atrás por Smassa para permitir la venta de plazas con condiciones ventajosas permitió en 2017 la enajenación de 85 estacionamientos (51 de ellos en Gamarra; 18 en Clarines; 7 en Mortadelo; 5 en Nosquera; 3 en Salitre, y uno en Pinos del Limonar), mientras que se formalizaron 383 contratos de alquiler de aparcamientos de residentes. De todos ellos, 255 se localizaron en Clarines, seguido de 46 en Mortadelo y de 44 en Gamarra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios