La caída de ingresos obliga al IMV a pedir un crédito de 6,2 millones

  • Reclaman a la Junta el pago de una deuda acumulada de casi 9 millones de euros

El Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) se va a ver obligado a pedir un crédito de 6,2 millones para impulsar algunas actuaciones ya proyectadas después de que se hayan hecho añicos las previsiones de ingresos que tenía con la venta de locales comerciales en Soliva y de varias parcelas en Puerto de la Torre, por unos 20 millones, y por la renuncia de seleccionados a los que se adjudicó una vivienda social.

A ello se suma, según Maldonado, la deuda que mantiene desde hace unos cinco años la Junta de Andalucía con el IMV y que es de casi 9 millones. "Hemos reclamado de forma reiterada el pago de la misma", dijo, al tiempo que anunció para el próximo Pleno una moción instando a la Administración regional a que abone esa cuantía.

El consejo del IMV, que se celebrará el martes, incluye una subvención de 150.000 euros a Bancosol para ampliar sus instalaciones. Asimismo, el edil informó de que se tratará la petición de concurso voluntario de una de las dos empresas que integra la unión temporal (UTE) a la que se adjudicó la obra de 15 VPO en Olletas. Ante esta situación, la otra socia en el proyecto, Ecur Constructora y Urbanizadora, será la que asuma la finalización de los trabajos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios