La instalación de energía fotovoltaica en la provincia se multiplica por 100 en el último año

  • La tercera edición del Congreso Internacional de la Energía Solar 'InmoSolar' se ha inaugurado hoy en el Palacio de Ferias y Congresos

El instalación de energía fotovoltaica en la provincia se multiplicó por 100 el pasado año, según indicó hoy la delegada provincial de Innovación, Ciencia y Empresa, Pilar Serrano, en la inauguración de la tercera edición del Congreso Internacional de la Energía Solar 'InmoSolar', que se celebra en el Palacio de Ferias y Congresos desde hoy y hasta el sábado día 10.

"En Málaga hemos pasado de 0,4 megavatios a 40 megavatios instalados en funcionamiento, lo que equivale a un consumo eléctrico de más de 11.000 hogares. Con estas cifras estamos en un presente muy positivo y con un futuro que se presenta bastante halagüeño", aseguró Serrano.

"Estamos en un proceso en el que tenemos que colaborar todos con nuestros esfuerzos por un desarrollo sostenible de nuestras ciudades y nuestra región y en este tipo de congreso contribuimos a ello", afirmó.

En los últimos años el sector fotovoltaico ha experimentado un "gran" crecimiento, sobre todo en Andalucía, "quizás por las condiciones climáticas de nuestra región que lo hacen idóneo para la implantación de este tipo de instalaciones", puntualizó.

En este sentido, precisó que "actualmente en Andalucía tenemos 659 megavatios en energía solar fotovoltaica instalada y en funcionamiento, por lo que hemos superado los objetivos establecidos en el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética, donde teníamos 259 megavatios".

Asimismo, subrayó que la Junta de Andalucía apuesta por este sector, "quiere un modelo sostenible que implique un impulso del tejido empresarial, donde el sector de la energía renovable tenga un lugar privilegiado para poder potenciar este desarrollo sostenible", apostilló.

Por su parte, la directora de Eventos de ECM y presidenta de Afesu, Cristina Sayd, animó a que se mire la energía solar, "por un futuro y por un ahorro económico". "En tiempos de crisis uno tiene que mirar cuáles son sus propios recursos", aseveró.

Así, emplazó a todos los profesionales del sector y a los ciudadanos a visitar el certamen. "Acérquense a conocer nuestros expositores que les van a presentar todo tipo de soluciones, tanto de energía térmica y fotovoltaica, como de la calidad, la importancia de asegurar y cómo hacerlo, de las subvenciones y de la rentabilidad", enumeró.

Sayd explicó que Andalucía "tiene la posibilidad de generar 280 kilovatios al día por cada metro cuadrado de superficie", lo que se traduce en que hay "una oportunidad enorme de prácticamente conseguir que la energía salga entre un 60 y un 80 por ciento más económica, si sois capaces de autoproducirla gracias a la energía solar", aclaró.

En cuanto a la labor de mentalización por parte de la sociedad respecto al sector de las energías renovables, señaló que "en este momento hay un proceso de acercamiento, hace unos años hubo un 'boom' muy fuerte con la energía fotovoltaica y la térmica", y añadió que "ahora es el momento adecuado para que el ciudadano se informe, ya que de cara a los próximos años y al incremento del coste energético van a ser soluciones muy útiles".

A día de hoy, el precio de una instalación sin un alto rendimiento está entre 1.800 y 2.000 euros, "por lo que de momento cuesta un poco hacer ese desembolso inicial", aseveró. Ante esto, insistió en que "la ventaja es que una vez que se ha amortizado ese desembolso inicial, todo son ingresos, o bien porque estás vendiendo tu energía a la compañía eléctrica o bien porque lo estás descontando del recibo de la luz".

Desde el punto de vista empresarial, "hay un interés enorme". Según Sayd, "hay muchísimos industriales y empresarios que están pensando utilizar sus techos para energía solar, alquilándoselo a promotores de energía o simplemente para producir la energía que ellos mismos necesitan y así bajar su recibo de la luz". En este sentido, aclaró que "el empresario y el industrial van un poco por delante del ciudadano".

Por último, dijo que "en Andalucía aproximadamente hay unos 10.000 puestos de trabajo directos e indirectos que dependen de la energía solar". Por tanto, "es una industria en proceso de ralentización pero en continuo crecimiento. Estamos absolutamente convencidos de que en dos o tres años la placa solar casi se va a convertir en una flor dentro de nuestro paisaje cotidiano y será algo mucho más frecuente", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios