El instinto cavernario y la edad de la pareja

  • La estadística matrimonial desde 1976 indica que los hombres eligen mujeres más jóvenes y ellas a mayores con recursos.

Comentarios 1

Los hombres buscan mujeres más jóvenes. Y a medida que envejecen prefieren parejas aún de menor edad. En cambio, las mujeres eligen hombres mayores que ellas que disfruten de una buena situación económica. La industria del cine ha dejado cientos de ejemplos de la pareja ideal. Richard Gere y Julia Roberts en Pretty woman, la historia de amor más melosa y aclamada que ha legado Hollywood, consagran el modelo. La película cuenta el enamoramiento de un hombre de negocios y una prostituta. Cuando la película se rodó Gere tenía 40 años y Roberts 22. En Casablanca Humphrey Borgart (45 años) doblaba con creces la edad de Laurent Bacall (20) y en Los puentes de Madison Clint Eastwood, que tenía entonces 65 años, superaba en 20 a Meryl Streep.

¿La fórmula de hombre mayor y mujer joven es sólo un estereotipo? ¿Responde a la realidad social? El catedrático Luis Gómez Jacinto de la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga ha analizado los principales datos de los 6,6 millones de matrimonios que se han producido en España entre 1976 y 2006 y ha llegado a la conclusión de que estadísticamente es contrastable que "los hombres prefieren a mujeres más jóvenes y esa preferencia se va incrementando a medida que aumenta su propia edad, mientras que las mujeres prefieren a hombres mayores que ellas a lo largo de toda su vida", señala en un artículo publicado en la Revista de psicología social.

El promedio es de dos años y medio de diferencia, pero esta distancia se ahonda a medida que los hombres envejecen. "La preferencia por mujeres más jóvenes se ha ido incrementando con el paso del tiempo en la sociedad española", posiblemente a consecuencia del paulatino alargamiento de la vida, mientras que en el caso de las mujeres sólo se registran algunos cambios a partir de los 60 años, previsiblemente porque a partir de esa edad "hay más hombres disponibles como consecuencia del aumento de la esperanza de vida". Los cambios sociales experimentados en España durante los últimos 30 años han sido espectaculares. La cifra de matrimonios religiosos ha sido caído de forma vertiginosa, la mujer ha ganado autonomía, las relaciones de género tienden a desenvolverse en ambientes de igualdad y, sin embargo, la elección de la pareja sigue respondiendo a los viejos cánones. Sin diferencias entre quienes se definen como católicos y quienes no. Si seobserva el nivel formativo, los patrones también se repiten.

Luis Gómez Jacinto entiende que existe "un bagaje" que sólo se puede entender desde la psicología evolutiva: los hombres eligen parejas más jóvenes porque tienen el impulso de buscar mujeres en la plenitud reproductiva, mientras que ellas tienden a optar por parejas que les proporcionen la estabilidad necesaria para criar a la prole. Se trata de buscar la "eficacia biológica", porque "escoger a la pareja adecuada optimiza las posibilidades" de perpetuar la especie con éxito.

Frente a este punto de vista, hay otras explicaciones sociales que vinculan el patrón de la edad en las relaciones de pareja con los diferentes roles que tradicionalmente se asigna a hombres y mujeres en las sociedades occidentales, fuertemente influidas por el dictado del cine y los medios de comunicación. Desde esta perspectiva, ambos sexos se adecuan a las expectativas culturales, los contextos económicos y las normas sociales en las que viven.

El investigador de la UMA señala que, en ese caso, en otras sociedades ajenas a la cultura occidental, a sus normas y a su cine la fórmula no debería repetirse. Sin embargo, hay numerosos estudios que indican que este asunto es invariable prácticamente en cualquier punto del planeta. Resalta que "en lugares tan dispares como Zambia, Colombia, Polonia, Italia o Estados Unidos" las investigaciones alcanzan los mismos resultados y se vuelve a repetir en otros trabajos realizados en Holanda, India, Isla de Poro en Filipinas o Brasil. En 2010 se llevó a cabo un proyecto que incluía a poblaciones cristianas y musulmanas de 14 países que incluían desde Australia hasta China, pasando por Indonesia, Rusia o Sudáfrica. El resultado de nuevo fue idéntico.

"La abundancia de datos transculturales apunta a una característica universal del homo sapiens". En las diferentes partes del mundo estudiadas, las mujeres valoran el estatus y los recursos económicos de los candidatos, características que se relacionan de forma proporcional con la edad de los hombres. De alguna manera esto tiene que ver con aquellas sociedades ancestrales en lasque las mujeres que disfrutaban de mayores recursos tenían más posibilidad de "invertirlos en su descendencia, contribuyendo a la supervivencia y al éxito reproductivo de su prole".

En cambio, los hombres de las diferentes zonas del planeta "ponen mayor interés en parejas físicamente atractivas, con un alto potencial reproductivo. El atractivo se correlaciona estrechamente con la edad, lo que la convierte en un buen predictor de la capacidad reproductiva y en una medida indirecta de la fertilidad femenina". Visto así, el cine "únicamente muestra lo que las personas quieren ver", puntualiza Luis Gómez Jacinto. Y va más allá. Los ganadores de los premios Oscars de Estados Unidos, los Goya en España, los Bafta en el Reino Unido, los César en Francia y los Donatello en Italia invariablemente recaen siempre en actores maduros y actrices siempre muy jóvenes. Este mismo patrón se repite también en los premios cinematográficos de India, Japón o Hong Kong.

"Es una preferencia universal", si bien subraya que la edad es una variable más en el proceso de elección de pareja en el que también juegan otros factores como la cercanía interpersonal o el atractivo físico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios