El calor se intensifica hoy en el interior donde se activará la alerta naranja

  • Los 40 grados sólo se superaron ayer en Antequera, aunque hoy también lo haría en el Guadalhorce

Dos jóvenes se protegen del calor de Málaga con sendos paraguas. Dos jóvenes se protegen del calor de Málaga con sendos paraguas.

Dos jóvenes se protegen del calor de Málaga con sendos paraguas. / javier albiñana

El nuevo episodio de calor que está sufriendo el interior de la provincia de Málaga se intensificará hoy cuando se espera que las temperaturas tanto máximas como mínimas se disparen en más puntos de la comarca de Antequera y la zona del Guadalhorce por encima de los 40 grados.

Si ayer la comarca de Antequera permaneció en alerta amarilla por el riesgo de que se registraran temperaturas superiores a los 39 grados, como así ocurrió, el Centro Meteorológico de Málaga ha considerado oportuno elevar el nivel de alerta hoy a naranja puesto que los modelos predictivos apuntaban a que se llegará a los 40 grados en la zona de Antequera de máxima y a los 23 grados de mínima.

También se prevé que los termómetros de puntos de la comarca del Guadalhorce, como Coín y Álora, marquen valores por encima incluso de los 38 grados, aunque en esa zona no se ha activado ningún tipo de alerta y solamente se ha avisado del riesgo de calor extremo.

Ya ayer el fenómeno responsable de este incremento térmico, que se debe a la prácticamente ausencia de viento y que la semana pasada afectó de igual manera a esa zona, se notó. De hecho, según los datos del Centro Meteorológico de Málaga, Antequera volvió a marcar la temperatura máxima de la provincia y la tercera más alta de Andalucía, sólo por detrás de Córdoba y Jaén. En el municipio malagueño, el medidor oficial llegó a registrar 42 grados pese a que la alerta preveía que serían unos 39.

Fue el único punto de la provincia donde se sobrepasaron los 40 grados, ya que en el cercano Fuente de Piedra la temperatura diurna no pasó de los 38,2 grados. Tampoco se superó la temida barrera en Álora y Coín, donde se alcanzaron máximas de 38,7 y 37,9 grados respectivamente, si bien sí se quedaron cerca los 39,8 grados que hubo en Cortes de la Frontera.

Pero como es habitual cuando hay viento en calma, en el resto de la provincia el calor fue mucho menos intenso. Prueba de ellos es que en el puerto de Málaga no se llegó ni siquiera a los 30 grados y en el aeropuerto poco más de 31.

Para el fin de semana el calor seguirá en el interior y no será hasta comienzos de la semana que viene cuando empezarán a bajar las temperaturas, aunque si las previsiones se cumplen y sopla el terral el martes en Málaga la situación se podría invertir hasta el punto de que se llegue a los 38 grados en sus zonas de influencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios