Un fondo de inversión del banco Sabadell compra el Málaga Palacio

  • El hotelero Antonio Catalán continúa al frente de la gestión del establecimiento

  • La operación se cerró a finales del año pasado

Vista del hotel Málaga Palacio, con la iluminación especial con la que celebró su 50 aniversario. Vista del hotel Málaga Palacio, con la iluminación especial con la que celebró su 50 aniversario.

Vista del hotel Málaga Palacio, con la iluminación especial con la que celebró su 50 aniversario.

El fondo de inversión Hi Partners del banco Sabadell ha comprado el hotel Málaga Palacio, el establecimiento turístico más emblemático de la capital. La operación se cerró a finales del año pasado, justo cuando el complejo celebraba su 50 aniversario, si bien hasta ahora no había transcendido la noticia. Tampoco se conoce por el momento el importe de la venta.

El cambio de propiedad, al menos por ahora, no implica cambios en la gestión. Hi Partners ha alcanzado un acuerdo con su anterior propietario, el hotelero Antonio Catalán, para que siga haciéndose cargo de la explotación del establecimiento a través de la línea de AC asociada al grupo Marriot.

Esta es la tercera inversión que realiza Hi Partners en la provincia desde 2015El hotel ubicado en el centro histórico de Málaga cuenta con 214 habitaciones

El Málaga Palacio, de 214 habitaciones, se inauguró en septiembre del año 1966 de la mano de la familia León Portillo, que buscaba un negocio con el que diversificar su actividad en el sector del transporte de pasajeros. En aquel momento era el único hotel de cinco estrellas gran lujo de la ciudad. Vivió una época de gloria al calor del turismo urbano adinerado, hasta que en los 80 inició la ruta del declive, un camino que le llevó a tocar fondo cuando bajó de cinco a tres estrellas.

Aquella degradación causó una honda conmoción social porque la ciudad se quedaba sin ningún establecimiento de gama superior.

La familia León Portillo decidió entonces confiar la gestión al hotelero Miguel Sánchez, que lo dirigió entre 1985 y 1996, periodo en el que recuperó parte del esplendor perdido y logró elevar la categoría a cuatro estrellas. Esta etapa intermedia se prolongó hasta la llegada de Antonio Catalán en 1998. El grupo AC del que es fundador acometió una reforma y modernización profunda del edificio que adaptó la estética y los servicios a los nuevos tiempos, de modo que puso al Málaga Palacio de nuevo en órbita, aupado también por el nuevo auge de la ciudad.

La compra del Málaga Palacio es la tercera adquisición de envergadura que realiza la firma Hi Partners en la provincia en los últimos dos años. A finales de 2016 el fondo se hizo con la titularidad de Incosol, otro nombre legendario del sector turístico de la Costa del Sol. Pionero del turismo de salud, el complejo ubicado en Marbella se había visto arrastrado por la quiebra del grupo promotor Jale. El juez de Cádiz que instruía el concurso de acreedores del grupo andaluz adjudicó el hotel a Hi Partners por 20 millones de euros, cantidad correspondiente a parte de la deuda que mantenía tanto con el grupo Sabadell y la Sareb. Este hotel sigue por el momento cerrado.

Además finales de 2015 se hizo con el Silken Puerta Málaga un establecimiento que era propiedad del grupo constructor Urvasco, que meses antes había presentado concurso de acreedores con un pasivo de 300 millones de euros. En aquel momento el complejo acumulaba una deuda de 22,5 millones de euros, según explica Hi Partners en su página web. La filial hotelera del Sabadell ha adjudicado la gestión al grupo catalán Sercotel y ha redenominado el establecimiento como Sercotel Málaga.

El grupo Sabadell creó en 2015 Hi Partners, sociedad en la que reunió 22 hoteles que habían acabado en sus manos como resultado de canjes de deuda durante la crisis económica e inmobiliaria. En un primer momento traspasó 22 establecimientos, a los que luego ha sumado varias compras más hasta dar lugar a un fondo con más de una treintena de activos en todo el país.

El negocio hotelero se ha convertido en un atractivo irresistible para el sector financiero. Fondos de inversión tanto nacionales como internacionales se disputan el control de este tipo de activos por las altas rentabilidades que les asegura el actual auge del sector turístico español. Un informe de la consultora Irea precisa que la inversión hotelera registrada en España entre enero y junio de este año se eleva a 1.655 millones de euros, una cifra nunca antes alcanzada en el primer semestre de un ejercicio. El estudio indica que si se analizan los datos desde junio de 2016 hasta junio de 2017 el montante de las inversiones realizadas en la compra de hoteles remonta hasta los 3.140 millones de euros, cantidad que a juicio de los expertos de Irea pone de relieve el "extraordinario momento que vive la inversión hotelera en España", que incluye tanto el segmento de sol y playa como el urbano. El informe incluye a Málaga, junto a Sevilla, Bilbao, San Sebastián y Valencia como las ciudades en las que el dinamismo hotelero es más vívido. En este sentido subraya el creciente interés de los inversores por comprar edificios para convertirlos en establecimientos hoteleros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios