Una investigación bajo agua fijará la 'vida' del hormigón

  • El muelle número 6 del puerto será el espacio donde se realice este proyecto que se prolongará durante dos años

Tras firmarse en abril de 2011 un acuerdo de colaboración entre la Autoridad Portuaria malagueña y la multinacional cementera Financiera y Minera, la pasada semana se iniciaba a pie de muelle un ambicioso estudio que estimará la vida útil de diversos tipos de hormigones en ambientes marinos. Enmarcado este trabajo de campo como una fase previa experimental, coordinada en los laboratorios italianos del Centro de Innovación e Investigación de Bérgamo, el pasado día 2 de febrero se sumergían dos bloques de hormigón en la esquina exterior del muelle número seis; una zona adyacente al lugar donde habitualmente atracan los buques cementeros.

Durante dos años (este es el tiempo en el que los bloques permanecerán bajo el agua), una serie de sondas, en concreto cuatro, monitorizarán cada tres horas la temperatura del hormigón sumergido, además de registrar la temperatura ambiente y la del agua. Con la medición de estos parámetros se podrá ver cuál es el comportamiento real de este material en el medio marino.

Con este estudio, FYM-Italcementi Group pretende mejorar la calidad de sus hormigones; unos productos destinados a la realización de diferentes construcciones portuarias que requieren de tratamientos especializados debido a las altas concentraciones de sulfatos y cloruros que presentan los ambientes marinos. Estos factores, a los que hay que añadir el intenso desgaste producido en estas instalaciones portuarias cerca de la mar, necesitan de unos materiales que resistan las agresiones de este medio. Con las conclusiones que se obtengan de este estudio realizado en las aguas del puerto de Málaga, esta multinacional cementera pretende desarrollar unos nuevos materiales que aporten mayor durabilidad y resistencia para alargar la vida útil y la eficiencia de los materiales empleados en las construcciones marítimo-portuarias.

Una vez completado este estudio que acaba de iniciarse, tanto FYM como la Autoridad Portuaria de Málaga tienen la intención de seguir su política de colaboración en el campo de la investigación; una colaboración que es una realidad en lo que se refiere al tráfico de cemento que se moviliza a través del puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios