Dos jóvenes salvan de morir ahogada a una mujer embarazada

  • Los hechos ocurrieron en la playa de Las Milagrosas, en El Palo · Uno de ellos tuvo que ser trasladado después al Hospital Clínico, pero no se temía por su vida

Comentarios 5

Tres personas estuvieron a punto de morir ahogadas ayer en la playa de Las Milagrosas, en la barriada de El Palo, como consecuencia del oleaje de poniente que había en la zona. Un joven que se lanzó al agua para auxiliar a una mujer embarazada tuvo que ser trasladado al Hospital Clínico Universitario de la capital.

Según informaron fuentes del servicio de Emergencias Sanitarias 061 y testigos presenciales, los hechos ocurrieron minutos antes de las cinco de la tarde, cuando los bañistas observaron que una joven que se encontraba en estado de gestación tenía serias dificultades para salir del agua. Dos jóvenes naturales de Jaén que se encontraban en la playa se percataron de ello y decidieron lanzarse al agua para rescatarla.

Éstos nadaron hasta la mujer y, una vez llegados a su altura, trataron de llevarla hasta la orilla. Pero el oleaje impedía el avance de los tres y sus fuerzas comenzaron a agotarse.

Las personas que presenciaban la escena llamaron a los servicios de emergencia, y hasta el lugar comenzaron a desplazarse patrullas de la Policía Nacional y de la Policía Local.

No obstante, los dos jóvenes pudieron finalmente rescatar a la embarazada, aunque ellos tuvieron que recibir asistencia sanitaria.

El 061 señaló que, cuando recibieron las llamadas de alerta, las primeras informaciones señalaban que había tres personas que se estaban ahogando y que rápidamente se desplazaron tres ambulancias, una de ellas una UVI móvil. Fuentes de este servicio de emergencias sanitarias señalaron que los facultativos atendieron a los dos jóvenes, pero que uno de ellos, de 21 años, y que presentaba síntomas de "casi ahogamiento", tuvo que ser trasladado al Hospital Clínico en estado consciente. Su amigo, de 29, también fue asistido por los médicos, aunque su diagnóstico era "ahogamiento por esfuerzo excesivo" y se consideró innecesario su traslado a un centro hospitalario.

Las citadas fuentes manifestaron que la joven embarazada no sufrió ningún daño.

El operativo policial y sanitario concluyó en torno a las 18:00 y el resto de personas que se encontraban en la playa comenzaron a bañarse de nuevo.

Los testigos del incidente se mostraron muy críticos por el hecho de que no se hubiese desplegada ninguna bandera alertando de la peligrosidad del oleaje reinante en la tarde de ayer en el litoral de la capital. David y Marcos Gabriel Muñoz, dos jóvenes de la zona que presenciaron lo ocurrido, criticaron la actitud de la socorrista. "Tuvimos que ir para avisarla de que había personas atrapadas en el agua porque estaba hablando por el móvil", explicaron, al mismo tiempo que señalaron que una niña de unos 8 años de edad también tuvo que ser rescatada en la tarde de ayer.

Fuentes del 061 manifestaron que ellos contactaron con la socorrista para darle instrucciones de las técnicas de reanimación que debía aplicar a los bañistas atrapados en el caso de que la situación lo requiriese.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios