Los juegos de azar ganan la partida

  • Aumenta en el último año el número de personas que demandan ayuda por su adicción a los casinos virtuales, un problema que en su grado máximo puede llevar al ludópata a jugar de manera ilegal

El desarrollo e incremento de los juegos on line, en concreto de los casinos, ha hecho que en el último año aumenten el número de personas con esta adicción que acuden a Amalajer (Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación). En estos momentos, según asegura su presidente, Francisco Abad, cada vez más personas demandan ayuda a la asociación por problemas de juego en los casinos virtuales, siendo el póquer el juego que genera una mayor adicción, seguido de la ruleta. "Cuando alguien viene a la asociación con problemas de adicción a juegos on line, casi siempre se trata de póquer", explica Abad.

Según los casos tratados por Amalajer el año pasado, la ludopatía a los casinos on line ha crecido de tal manera que ya ocupa el tercer lugar en los juegos que más adicción provocan, detrás de las tragaperras, que continúan en primer lugar, y el bingo. Hasta hace poco tiempo el tercer lugar lo ocupaban las loterías, pero es tal "el incremento de la adicción a los casinos virtuales que casi lo ha desbancado", comenta Abad. De hecho, desde Amalajer prevén que es un problema en auge, por lo que seguirá creciendo en los próximos años.

Después de las inversiones realizadas por internet en el póquer, los jugadores suelen lanzarse a buscar partidas presenciales, movidos por la adicción del juego on line. Los casinos ofrecen partidas de póquer regladas por tiempo e incluso con un límite de dinero, "por lo que cuando el juego pasa a ser una necesidad, lo que interesa es que no haya reglas", aclara el presidente de Amalajer, como uno de los motivos que hacen que proliferen las partidas ilegales. En este mismo sentido, Fernando Díez, uno de los psicólogos de la asociación, explica que cuando a los jugadores se les cierran las puertas de los casinos y no pueden jugar, acuden a los casinos ilegales. "En momentos de desesperación, estas personas acaban jugando de manera ilegal", comenta. No obstante, Díez aclara que en la asociación no tienen datos de los casinos en los que juegan los ludópatas que acuden a Amalajer para rehabilitarse, porque "es muy difícil que nos cuenten a dónde acuden a jugar, al principio les cuesta hablar", asegura.

El perfil de este tipo de jugador en casinos virtuales no tiene una edad específica, "los hay de todas las edades", explica el presidente de Amalajer; lo único que tienen en común las personas que desarrollan esta adicción es el fácil acceso a internet. "Muchas de las personas que acuden a la asociación con problemas de póquer on line tienen un trabajo que requiere el uso de las nuevas tecnologías, lo que unido a que en la Red bombardean constantemente con publicidades para jugar a este juego e incluso hay páginas que ofrecen dinero gratis para la primera partida, los convierte en los candidatos perfectos", explica Francisco Abab como una de las principales causas del incremento del número de personas tratadas por esta adicción.

En muchos de los casos que llegan a Amalajer, las pérdidas de dinero son mínimas, pero el verdadero problema, la adicción, reside en el número de horas diarias dedicadas al juego, que normalmente está entre 12 y 14 horas de media, por lo que las personas adictas a los juegos on line "se abandonan, no salen de casa, son capaces de dejar el trabajo,...", aclara Francisco Abad. El psicólogo de Amalajer, por su parte, puntualiza que aunque hay personas en la asociación que tienen esta única adicción, en otros casos han desarrollado también ludopatía a otros a juegos de azar, como las tragaperras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios