El juez De Urquía, imputado por su actuación en el caso Hidalgo

  • Segundo proceso contra el magistrado suspendido de Marbella para esclarecer si favoreció a imputados de la trama de blanqueo de capitales que él investigó

La Sala de lo Civil y Penal del TSJA ha abierto diligencias previas y ha imputado al juez Francisco Javier de Urquía en relación al caso Hidalgo contra el blanqueo de capitales procedentes de distintas actividades delictivas en la Costa del Sol, informaron ayer fuentes judiciales. Este procedimiento era instruido por él mismo en Marbella antes de ser suspendido de sus funciones por su presunta vinculación con el caso Malaya contra la corrupción.

Este nuevo proceso ha llevado además al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a acordar una nueva suspensión cautelar de funciones del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella, algo que ya se produjo al ser investigado con Malaya, en julio del año pasado.

La nueva causa investiga las gestiones que, presuntamente, favorecieron a algunos de los imputados en el caso Hidalgo, que se destapó con una operación en la que se practicaron 23 detenciones, entre ellas las de varios letrados, y en la que se intervinieron 92 millones de euros depositados en 632 cuentas de 22 entidades bancarias.

Según avanzó ayer El País, el juez estaría imputado de nuevo por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por los delitos de cohecho y prevaricación, junto a su amigo Arnaud Fabrice Albouhair, acusado también en la causa desglosada del sumario de Malaya.

El alto tribunal investiga en este segundo proceso la instrucción llevada a cabo por De Urquía en el caso Hidalgo, además de la supuesta intervención de personas de su entorno en la operación. Este caso destapó hace menos de un año, en abril de 2007, una trama de blanqueo de capitales presuntamente dirigida por el despacho de abogados Cruz-Conde de Marbella.

El magistrado Miguel Pasquau y la investigación policial intentan esclarecer las gestiones en las que ambos, De Urquía y Fabrice, presuntamente, favorecieron a ciertos imputados del caso Hidalgo y si se produjeron supuestos pagos de dinero a personas del entorno del juez, añade el periódico.

La comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó el pasado 23 de enero una nueva suspensión contra De Urquía por este proceso, justificado en "la incoación de nuevas diligencias previas por presuntos delitos de prevaricación y cohecho" por parte de la Sala de lo Civil y Penal del TSJA.

El pasado 11 de diciembre, el magistrado instructor del caso en el que están imputados De Urquía y el ex asesor del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca, considerado el cerebro del caso Malaya, decidió elevar a procedimiento abreviado esta causa sobre supuestos delitos de prevaricación y cohecho.

En un auto, el instructor de estas diligencias previas, Miguel Pasquau, acordó que continuara el caso por los referidos trámites respecto a De Urquía, Roca y el amigo de ambos Arnaud Fabrice Albouhair, los tres imputados en esa causa. El juez "no alberga duda alguna" de que las anotaciones de 78.300 euros encontradas en los despachos de Roca "constituyen el reflejo de entregas efectivas" de éste al magistrado De Urquía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios