Una leche que no tiene precio

  • El Hospital Materno ofrece leche humana donada para amamantar a pequeños en situación de riesgo, un medicamento biológico que mejora la salud de los recién nacidos

Comentarios 1

Leche humana como medicamento. Esa es la filosofía de un programa que desde junio de 2012 ofrece el Hospital Materno y que desde entonces ha beneficiado a más de 130 recién nacidos. Una iniciativa que ha sido posible gracias a la donación altruista de 25 madres que estaban amamantando a sus hijos y que han compartido su leche con otros bebés.

Esta lactancia natural se ha convertido en un tratamiento biológico que ha ayudado a sacar adelante a recién nacidos graves. Laura Affumicato, la neonatóloga responsable del proyecto, aclara que esta leche materna donada solo se da a aquellos niños cuya salud está "en situación de riesgo" y a los que su madre -porque está en la UVI, fuera de Málaga o impedida para amamantar- no puede darles el pecho. Así, por ejemplo, el equipo de Neonatología del Materno logró que sobreviviera un bebé de apenas 360 gramos y 26 semanas de gestación.

"Es un producto biológico que se utiliza como medicamento. Su uso es transitorio hasta que salgan de la situación de riesgo", explica el jefe de Neonatología del hospital, Enrique Salguero. Los bebés que se benefician del programa son sobre todo los recién nacidos con menos de 32 semanas de gestación, los que pesan menos de 1.500 gramos y los que padecen cardiopatías o patologías digestivas graves.

Los neonatólogos apuntan que para la madre que tiene su hijo grave en la unidad y no puede amamantarlo, poderle dar leche materna supone un estímulo. "Siente que otra madre está ayudando a su bebé, se siente apoyada", relata la especialista. Y para la que dona es motivo de satisfacción. Algunas de las donantes, son incluso madres que han dado a luz y tienen a sus bebés ingresados en el hospital. "La donación es una herramienta para que se sientan útiles y superen esa especie de culpa por tener un prematuro", sostiene Salguero.

Ayer, a media mañana llegó a entregar su leche Carmen Iznata. Su bebé nació a término y sin ningún problema el pasado 13 de julio. Carmen contó que se enteró de la posibilidad de donar por internet y que le pareció una buena iniciativa. "Estoy orgullosa. No vengo más veces porque no puedo. Es un gesto que no cuesta nada y puede salvar vidas", argumenta. Además de donar su leche, esta madre milita a favor de que otras mujeres que estén amamantando se sumen al proyecto.

El programa se lleva en colaboración con el Hospital Virgen de las Nieves, de Granada. Allí funciona el Banco de Leche de Andalucía. Al comienzo, el Materno se abastecía de este centro para tratar a los recién nacidos que lo necesitaban. Pero poco después comenzó a captar donantes en Málaga para contribuir a mantener un stock que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no puede comprar a ningún laboratorio porque es una leche impagable: no tiene precio. Solo se adquiere con solidaridad y se da luego gratis en la sanidad pública.

A fin de reducir costes, la empresa que lleva las donaciones a Granada, trae la leche ya procesada. El coste del proyecto para el Materno no llega a los 1.000 euros mensuales. El Banco de Leche granadino procesa y pasteuriza este alimento para eliminar cualquier riesgo de infección.

El hospital malagueño aspira a crear su propio banco. Pero la infraestructura costaría unos 60.000 euros y obligaría a contratar por lo menos a un técnico, lo que supondría añadir un nuevo coste de personal. De momento, las restricciones presupuestarias posponen la iniciativa de una estructura propia en Málaga. El subdirector médico del Materno, Manuel Paz, asegura: "Es un proyecto que contemplamos, pero aún sin fecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios