el adiós del presidente del gobierno Una gestión con más luces que sombras para la provincia

El legado 'malagueño' de 'ZP'

  • El presidente del Gobierno puede presumir de obras de la envergadura del AVE, de modernizar el aeropuerto y del museo de La Aduana · En su debe están el corredor litoral, los Baños del Carmen y el museo de Benítez

Comentarios 12

ZP anuncia su adiós. Dos legislaturas como residente en La Moncloa y dar paso a otros. Ése es el mensaje que lanzó el pasado sábado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, determinación esperada por muchos, que abre la puerta a un cambio sustancial en el entramado del PSOE nacional y que permite, por ende, hacer balance de lo que su gestión ha deparado para la provincia de Málaga. Un legado, el de ZP en estas tierras, del que sobresalen las grandes infraestructuras, muchas ya ideadas e impulsadas en tiempos de su predecesor en el cargo, el popular José María Aznar, pero cuyo desarrollo llevan de forma indisoluble la firma de su gobierno.

Los datos de los que viene haciendo gala el PSOE provincial en los últimos años elevan a unos 6.000 millones de euros las inversiones destinadas por los sucesivos gobiernos socialistas en los últimos dos mandatos. Dinero que ha permitido culminar la línea de alta velocidad Málaga-Madrid, una nueva estación de cruceros en el puerto, acometer la modernización del aeropuerto de la capital de la Costa del Sol con una nueva y vanguardista terminal y la segunda pista de vuelo, así como recuperar el Palacio de la Aduana como Museo de Bellas Artes, reivindicación histórica y que, si se cumplen los plazos previstos, será realidad en 2012.

"Potenciará Málaga como urbe llena de oportunidades, como un amplio y atractivo territorio para todo tipo de inversiones que traigan prosperidad, riqueza, entendimiento y convivencia para toda la provincia y la comunidad autónoma", dijo Rodríguez Zapatero en el acto de inauguración del AVE a Madrid a finales de diciembre de 2007. Hoy, esta conexión, aunque sin llegar a los números esperados, está consolidada.

Puede presumir, además, de haber materializado las grandes soluciones a los problemas de movilidad de la ciudad con la segunda ronda de circunvalación, la autopista de peaje, el tercer carril de la ronda este, el acceso sur al aeropuerto, los enlaces de Alameda-Barriguillas y Virreinas, el acceso al puerto... Aunque buena parte de ellos, en especial de los de mayor calibre económico, serán realidad con algunos años de demora respecto a los plazos iniciales, consecuencia directa de la reprogramación de trabajos realizada por el Gobierno ante la crudeza de la crisis económica.

Todo ello forma parte de un largo y extenso currículum que Zapatero puede mostrar ante la ciudadanía. Sin bien es cierto que la hoja de presentación, o mejor dicho de despedida, del dirigente socialista reluce por sus logros, no es menos cierto que hay ciertas demandas históricas de la provincia que, a pesar de los anuncios y compromisos iniciales, se convierten en tachones y borrones.

El más señalado en estos casi ocho años es el corredor ferroviario de la Costa del Sol, infraestructura que todos los expertos y agentes sociales y económicos de la provincia subrayan como la más necesaria. Bien es cierto que los primeros compromisos asumidos respecto a este proyecto correspondieron, décadas atrás, a la Junta de Andalucía y a su ex presidente Manuel Chaves, pero no lo es menos que la Administración central tampoco ha cumplido las promesas realizadas de extender la línea ferroviaria hasta Nerja, al objeto de conectar por tren todo el litoral hasta Estepona.

Hoy, nada de ello es realidad y el debate se centra ahora en ver cómo ambas administraciones son capaces de articular los mecanismos con los que impulsar el ansiado corredor, valorado en unos 4.500 millones de euros. Tampoco los Baños del Carmen han salido del dique seco en el que están anclados desde hace décadas y ello a pesar de que es largo el listado de buenas palabras que se han pronunciado respecto al futuro de este emblemático espacio.

En el deje también hay que incluir el Parque y Museo del Transporte, con el que se pretendía entregar a la ciudad los terrenos del antiguo Campamento Benítez. Desde que se anunciase por parte del Ministerio de Fomento en 2005, los pasos dados en pos de lograr este objetivo han sido nulos. Aunque se cuenta con un proyecto técnico a desarrollar, todos y cada uno de los presupuestos del Estado desde esa anualidad han decepcionado al incluir partidas meramente testimoniales para una iniciativa valorada en 300 millones de euros. La ambición de la intervención, personalizada en la ex ministra Álvarez, se diluyó con la llegada de José Blanco y los recortes motivados por la crisis.

Para el secretario general del PSOE Miguel Ángel Heredia tiene claro que Zapatero es "el presidente que más inversión ha llevado a cabo en Málaga", pasando de ser la última provincia en España "a estar a la cabeza". Más allá de las grandes infraestructuras, Heredia alude a la inversión realizada en políticas sociales. Pero Zapatero, para su desgracia, es también el mandatario en cuya gestión vio elevarse la tasa de desempleo en la provincia al 30%. Luces y sombras que deja, a un año vista de su anunciado adiós, ZP.

6.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios