El agua lidera la subida de las tasas locales, que crecen menos que el IPC

  • La factura de Emasa sube una media del 6,16% en 2008 y la mitad de los malagueños pagará este año 10 euros más por el agua · El IBI, el impuesto de circulación y los aparcamientos se encarecen un 2,4%

La tan cacareada subida de la cesta de la compra -un 20 por ciento más cara que hace un año, según la Confederación de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios- y la de los carburantes, además del encarecimiento de la luz, de la botella del butano y de las hipotecas, no son los únicos escalones que deben subir los malagueños día a día. Desde el 1 de enero están en vigor las nuevas tasas e impuestos municipales para 2008, que en general suben por debajo del Índice de Precios al Consumo (IPC), pero con excepciones como la del agua, que se incrementa una media del 6,16 por ciento. Hay que recordar que los principales tributos quedaron congelados en 2007, año electoral en el que el PP revalidó su mayoría absoluta.

La factura de Emasa de enero tendrá ciertas variaciones respecto a la del año pasado, aunque todo depende del consumo de cada casa. La mitad de las familias malagueñas se sitúan en el tramo que oscila entre los seis y los 14 metros cúbicos de agua y su recibo se encarecerá un máximo de 82 céntimos al mes, o lo que es lo mismo, cerca de 10 euros al año. El incremento fijado para el bloque de consumo más bajo, hasta seis metros cúbicos de gasto, es de 36 céntimos mensuales (4,32 euros al año) y corresponde a un 24 por ciento de las familias de la capital.

Según los datos facilitados por Emasa, la subida es progresiva. Hay tres bloques más de consumidores, incluidos los que gastan entre 25 y 50 metros cúbicos de agua al mes, cuya factura subirá 5,89 euros mensuales, es decir, cuando acabe 2008 pagarán 70,68 euros más.

Los otros dos tramos inmediatamente anteriores, entre 14 y 20 metros cúbicos y desde esta cantidad hasta 25, sufrirán un incremento mensual de 1,35 y 1,79 euros, respectivamente. El primero atañe a un 13 por ciento de los usuarios de la Empresa Municipal de Aguas de Málaga y el segundo, a un 10 por ciento.

La otra subida más destacada aprobada por el equipo de gobierno local en el Pleno de diciembre pasado es el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), que aumenta un 7 por ciento respecto a 2007. No obstante, este tributo afecta exclusivamente a las empresas que facturan más de un millón de euros.

El IBI, el impuesto de circulación (IVTM) y la tarifa de los aparcamientos públicos han sufrido un incremento del 2,4 por ciento, por debajo del IPC, que a falta de conocer el dato oficial de 2007 se situará en torno al 4 por ciento, el doble del objetivo que se había marcado el Gobierno. En el Impuesto de Bienes Inmuebles, por ejemplo, en Málaga se mantienen las reducciones fiscales para las viviendas protección oficial y las familias numerosas y, como novedad, habrá una rebaja del 15 por ciento para los usuarios que instalen en sus viviendas sistemas de aprovechamiento térmico y eléctrico. El impuesto de circulación será un 75 por ciento más barato para los vehículos que utilicen carburante menos contaminante con el medio ambiente.

Los usuarios del autobús urbano también notan ya ciertos cambios. La subida media aprobada por la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) es del 2,1 por ciento, también por debajo del incremento del precio de la vida. Por ejemplo, el billete ordinario -usado por un 35 por ciento de los usuarios- se congela y sigue costando 1 euros, aunque la tarjeta mensual, que no tiene límite de viajes y es utilizada por un 33 por ciento de los viajeros, se ha encarecido 1 euro y medio hasta los 32,5 euros. Por tanto, el aumento respecto a 2007 es del 4,8 por ciento, por encima del IPC. El otro producto que más ha subido en el transporte urbano es el bono especial para estudiantes y jóvenes, que es un euro más caro desde el pasado 1 de enero. La tarjeta de diez viajes cuesta 6,1 euros, 20 céntimos más que el año pasado.

Otra tarifa que hay que tener en cuenta es la de los taxis. La variación más destacada es el suplemento de dos euros acordado entre el área de Movilidad y el sector para intentar atajar la falta de coches en la calle por las noches. Este plus se aplicará entre la medianoche y las 7.00. Tanto la tarifa 1, la de día, como la 2, la de por la noche, han subido según el IPC de octubre pasado, que estaba en el 3,6 por ciento. El suplemento del aeropuerto crece de 5 a 5,5 euros y los taxistas cobrarán 45 céntimos por transportar bultos y maletas. Quienes vayan al Puerto pagarán un euro más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios