Los líderes provinciales de PSOE y PP se reúnen hoy por primera vez

  • El socialista Miguel Ángel Heredia y el popular Elías Bendodo comparecerán juntos para explicar el contenido del encuentro

Los líderes provinciales del PSOE y PP, Miguel Ángel Heredia y Elías Bendodo, respectivamente, comparecen hoy públicamente juntos por primera vez desde que cada uno accedió a su cargo. Lo harán después de mantener una reunión de la que no ha trascendido el contenido, guardado con celo por ambos bandos. La cita con los medios de comunicación para dar cuenta de lo tratado es a mediodía en un conocido hotel de la capital.

Esta puesta en escena pública ha estado precedida de una serie de encuentros secretos en los que ambos líderes han buscado previamente intentar alcanzar el consenso en proyectos de interés para Málaga. No obstante, concertar la fecha definitiva ha costado tres meses, los que han transcurrido desde que Bendodo fue elegido presidente provincial del PP en sustitución de Joaquín Ramírez. Heredia está al frente del PSOE que el pasado julio se renovó la dirección provincial del partido, liderada hasta ese momento por la ahora parlamentaria andaluza Marisa Bustinduy.

Al margen de la tensión que a diario viven los dos grandes partidos a nivel regional y nacional, un posible clima de entendimiento ha obsesionado a los líderes provinciales del PSOE y el PP desde el principio de su gestión. Bendodo, en el cargo desde la mañana del 24 de noviembre pasado, recibió nada más ser designado para el cargo que ahora ocupa una felicitación de su rival político, Heredia, en forma de comunicado. Al día siguiente, le remitió una carta en la que lo invitaba a "abrir una nueva etapa" en las relaciones de ambos partidos en Málaga. En la misiva hablaba de "consenso", "diálogo" y "entendimiento" y lo emplazaba a una reunión que finalmente se producirá hoy.

Bendodo recogió el guante sin problemas, y ya en su primer discurso como presidente provincial del PP, tendió la mano a Heredia para "tomar la senda del consenso, el diálogo y la colaboración". Fue más ambicioso y aludió a un "pacto de futuro" entre instituciones, partidos y agentes sociales para desbloquear los grandes proyectos de Málaga.

Sobre la mesa hay asuntos tan espinosos como el macrohospital, el PGOU de la capital o el traslado de la Cuenca Mediterránea a Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios