albert rivera. presidente de ciudadanos

"Quien no haga limpieza no podrá contar con Ciudadanos como socio"

  • El líder del partido está convencido de que se pondrá fin a 30 años de Gobierno socialista porque la gente espera que un cambio alejado del "clientelismo" y los casos de corrupción

Comentarios 1

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, presentará hoy en Málaga (a las 11:00 horas en el hotel NH) a los cabezas de lista de la formación a las elecciones autonómicas del próximo 22 de marzo. Una fecha en la que tiene puestas todas sus miras de cara a iniciar el cambio que pretende extender al resto de España y en el que considera que su partido será pieza clave.

-Ante un año electoral tan intenso, ¿qué papel jugará Ciudadanos?

-Espero que las tendencias a las que apuntan las encuestas sean iguales o mejores y que seamos una formación decisiva para gobernar España y muchos ayuntamientos y autonomías. Sobre todo, para poder cambiar cosas y no hacer lo mismo que el PP y el PSOE.

-¿Considera entonces a su partido como la llave para gobernar en las distintas administraciones?

-No me gusta la idea de ser bisagra y pactar sólo para tener poder. Nos vamos a presentar para ganar España. No cabe duda de que Podemos y Ciudadanos son dos partidos emergentes y crecientes y los dos vamos a jugar ese papel. Más que llave lo que queremos es cambiar el país y liderarlo. Eso lo van a decir los españoles. Pero lo que sí se puede afirmar con datos objetivos en la mano es que hay una tendencia clara a la desaparición del bipartidismo, que ha muerto. Ahora hay un modelo de cuatro partidos, dos proyectos nuevos y otros dos viejos, y los ciudadanos van a decidir con sus votos qué papel y qué peso tendrá cada uno. Nosotros tenemos nuestras propuestas y vamos a construir una alternativa que es lo que la gente espera.

-¿Las elecciones de Andalucía serán la prueba de fuego?

-Las elecciones andaluzas para los partidos nuevos son, sin duda, un reto importante y quizás el más complejo porque es un territorio grande que abarcar, gobernado durante tres décadas por el mismo partido y donde ha habido un clientelismo desde el punto de vista de la administración pública. Por eso, la entrada va a ser difícil como se ha demostrado otros años. Pero creo que esto está cambiando y la ola de cambio que se ha iniciado en España va a permitir que ese mapa de dos o tres partidos en Andalucía se amplíe a otro de cuatro o cinco.

-¿Cree que 30 años de gobierno socialista ya pesan sobre la ciudadanía?

-Tengo claro que Andalucía está pidiendo un cambio después de tres décadas de PSOE, y en las que el PP ha sido incapaz de construir una alternativa y ha demostrado ser un partido conformista encantado de estar en la oposición. Y creo que lo que la gente quiere es que se le dé un meneo a todo esto, que se muevan las cosas, que se limpien las instituciones de corrupción, y que la creación de empleo y el Estado del Bienestar vuelva a ser lo que caracterice a esta comunidad. Nosotros podemos ser decisivos para conseguir eso porque somos una opción fresca, limpia y clara. A diferencia de Podemos, no ofrecemos venganza sino justicia. No ofrecemos simplemente el cabreo, que es necesario y legítimo, sino además poner esperanza, ilusión, propuestas y hacer que la gente no vaya a votar con la nariz tapada. No es suficiente votar contra el PP y el PSOE, hay que votar a favor de un proyecto para Andalucía y para España. Ciudadanos representa todo eso, aunque haya otros partidos que quieran afrontar estas elecciones en clave de puñaladas políticas, de crítica y de tú más. Esas técnicas están obsoletas porque la gente está harta de lo que ha visto hasta la fecha entre los dos grandes partidos.

-¿Piensa que el adelanto electoral les puede perjudicar?

-No, pese a que pienso que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha convocado las elecciones como todo el mundo asume menos ella como una estrategia personal pensando únicamente en un carrera y no en los andaluces ni en su partido. Pero lo vemos como oportunidad porque nos va a permitir no en 2016, sino en 2015, entrar en el Parlamento andaluz y ser decisivos antes de lo que pensábamos. Aunque es verdad que plantear una campaña en un territorio tan grande logísticamente y económicamente siempre es más complejo.

¿Con quién estarían dispuestos a pactar llegado el caso?

-Si son necesarios pactos para reformar España y Andalucía en aquello que queremos tendremos que pactar. Quien diga lo contrario miente porque eso de las mayorías absolutas se ha acabado. Pero el objetivo del pacto no puede ser repartirse cargos de confianza, sillas ni empresas públicas. El objetivo es reformar la ley electoral para tener listas abiertas, despolitizar los órganos judiciales y de control de mercados, reactivar la economía en vez de congelarla a base de recortes y no tener tolerancia ante la corrupción. En el futuro Gobierno de Andalucía no puede caber siquiera la sospecha de corrupción como la tienen Susana Díaz y el PSOE con los EREs, o como el PP con Gürtel y Bárcenas en el Gobierno central. Para posibles pactos vamos a poner esa línea roja insuperable y quien no haga limpieza no podrá contar con Ciudadanos como socio.

-¿Qué cambiaría en Andalucía con la presencia de Ciudadanos?

-La filosofía de servicio público porque tengo la sensación de la que la Junta de Andalucía en los últimos años, en vez de repartir cañas y enseñar a pescar, lo que ha hecho es repartir pescado con dinero público e incluso quedárselo como ha demostrado el caso de los EREs. Esta comunidad tiene un potencial brutal como para que todo quede en la corrupción, el 40% de fracaso escolar o el 30% de paro.

-¿Teme que el auge de Podemos haga sombra a su partido?

-No, porque ambos hemos conseguido que los españoles se mentalicen y asuman que se puede cambiar el voto y que además es un voto útil pese a la gran mentira defendida siempre por los grandes partidos de que hay que ser rojos o azules. Al margen de nuestras ideologías, tenemos en común esa apertura política. Pero a diferencia de ellos, sí creo que habrá que llegar a acuerdos de Estado y dar estabilidad a las comunidades.

-¿A qué achaca el éxito de su partido?

-Combinamos valentía, novedad y cambio porque nadie duda ya que Ciudadanos viene a cambiar las cosas. Pero nuestra gran diferencia con Podemos es que queremos hacer propuestas viables y no ser un país como Grecia e Italia donde cada seis meses se convocan elecciones. La gente está buscando un cambio sensato y posible. Esa es la clave del éxito porque hay gente que le avergüenza votar a PP y PSOE, pero quieren que siga funcionando lo que funciona con estabilidad social y democrática y no perder los avances conseguido.

-¿Se presentará a las elecciones generales?

-Tenemos cuatro citas electorales en un año larguísimo y en un país que cambia cada cuarto de hora, por lo que nos hemos puesto una fecha límite para tomar esa decisión y que será antes del verano. Cuando veamos que resultados obtenemos en las municipales y las autonómicas, y porque creo que es la fecha lógica para plantear elecciones primarias tanto para las generales como las catalanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios