La llegada del frío provoca un fuerte repunte de los casos de gripe

  • Las consultas de los centros de salud empiezan a llenarse con los primeros pacientes aquejados por este virus cuyo pico se prevé para las próximas semanas

Con la llegada del mal tiempo las consultas de los centros de salud se han llenado con los primeros enfermos aquejados por el virus de la gripe. Desde la semana pasada se ha producido un repunte de la enfermedad que este año se ha adelantado dos semanas con respecto a los últimos años y cuya tasa de incidencia ronda ya los 70 casos por cada 100.000 habitantes.

Los médicos de atención primaria notaron hace una semana este aumento del número de casos tras la notable bajada de las temperaturas que se experimentó en casi toda la provincia, aunque insisten en que aún no se ha producido una saturación de las consultas.

El mayor pico de esta patología se espera a partir de ahora. Los epidemiólogos advierten de que en las próximas semanas se registrará un repunte que no empezará a descender hasta la primera o segunda semana de febrero.

Hasta el momento la onda epidémica está siguiendo el mismo ritmo que en los últimos años y se prevé que su incidencia sea moderada como el año pasado cuando se registraron 809 casos por cada 100.000 habitantes.

El virus está afectando principalmente a los menores de 15 años y a las personas de mediana edad y, a pesar de que la cepa de la gripe es muy similar a la de años anteriores, la particularidad de este año es que también está atacando al aparato digestivo.

Según los médicos consultados, la gripe puede venir acompañada este año de diarrea además de los habituales síntomas de malestar general, dolor muscular, fiebre y tos seca. Los problemas gástricos pueden prolongarse entre dos y tres días y no tienen por qué derivar posteriormente en un cuadro catarral, explican los expertos.

Además del descenso térmico, existen otras razones que explican el incremento del número de casos en estas fechas como el hecho de que durante la Navidad también se dan con más frecuencia las salidas al exterior. Y es precisamente el cambio brusco de temperaturas lo que puede provocar un descenso de las defensas y facilitar el desarrollo del virus.

Por eso, los médicos recomiendan evitar estos cambios de temperatura, salir bien abrigado a la calle y respirar dos o tres veces por la nariz cuando se sale al exterior.

Una vez que aparece la gripe poco se puede hacer para combatir sus síntomas. Además de guardar reposo y beber mucho líquido, se recomienda ingerir paracetamol para combatir la fiebre y el malestar general.

809

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios