"Me han llegado a poner en el cuello un cuchillo y robado hasta cinco veces"

Los taxistas de Málaga tienen grabado a fuego el caso de un compañero que apareció degollado hace varios años en el interior de su vehículo. El sector llevó a cabo un paro en solidaridad con la familia de la víctima en señal de protesta contra la falta de seguridad. Varios conductores marcharon en caravana hasta la Subdelegación del Gobierno para repudiar su "incompetencia". Ha transcurrido más de una década de aquella tragedia y la situación, lejos de solventarse, en palabras de los trabajadores, sigue siendo preocupante. "Hemos hablado en varias ocasiones con el Ayuntamiento y hasta que no ocurre una desgracia o se interponen cuatro denuncias el alcalde no pone remedio", apostilló uno de los afectados.

Otro de ellos aseguró haber coincidido con un conductor que recibió una puñalada en el brazo cuando trataba de evitar que le quitaran el dinero. A él, precisó, llegaron a robarle hasta en cinco ocasiones, en alguna de ellas siendo amenazado con un cuchillo que le apuntaba el cuello. "Nos roban, tiran las llaves del coche y salen corriendo", se lamentó.

Recientemente, la Policía Local detuvo a un joven de 26 años tras haber agredido a un taxista al que no quiso pagarle la carretera. La víctima llamó a la Sala del 092 alertando de que estaba recibiendo amenazas por parte de un cliente. Cuando una dotación llegó hasta el lugar, observó que el propietario estaba sangrando por la nariz. Los investigadores destacaron la "desmesurada agresividad" del arrestado, que presentaba cambios bruscos de actitud y que incluso se negó a identificarse.

En otro caso, dos hombres solicitaban carreras hasta lugares apartados para evitar que fuesen descubiertos. Una vez terminado el viaje, empleaban armas blancas para intimidar a los taxistas. Llegaron a cometer ocho robos en solo diez días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios