Málaga ayer y hoy

El lugar de veraneo de la burguesía malagueña

  • Monte de Sancha: la construcción del paseo marítimo del litoral este cambió la fisonomía de una zona que en el siglo pasado estaba ocupado de viviendas y hoteles para las clases adineradas

El lugar de veraneo de la burguesía malagueña El lugar de veraneo de la burguesía malagueña

El lugar de veraneo de la burguesía malagueña / vicente tolosa

Una hilera de casas construidas junto a la escollera que defendía la parte trasera de las construcciones ocupaban el paseo de Sancha y la calle Málaga, denominada actualmente avenida del Pintor Sorolla, a principios del siglo pasado. La línea de costa por entonces estaba ya ocupada por el crecimiento urbano hacia el este a través de los barrios residenciales del paseo de Sancha, El Limonar, La Caleta y Bellavista.

Por el contrario, el Monte Sancha aparecía casi completamente despejado, desnudo de vegetación en las fuertes pendientes de sus laderas y apenas ocupado en la franja más cercana al mismo paseo de Sancha. El historiador Víctor Heredia contó que en esta zona el principal promotor fue el ingeniero y empresario José María de Sancha (1838-1890), quien desde los años 70 del siglo XIX emprendió la urbanización de estos terrenos, "ofertando unas tipologías de vivienda adaptadas a los gustos y necesidades de una burguesía que ansiaba diferenciarse de las clases obreras".

A través de la sociedad José María de Sancha y Compañía compró en 1879 la hacienda El Platero, que comprendía una parcela de más de 80.000 metros cuadrados entre la avenida de Príes, el Camino Nuevo y el mar. La sociedad urbanizó y parceló los terrenos, que comenzaron a ocuparse con hoteles unifamiliares en los años siguientes. El nombre del promotor quedó fijado tanto en el paseo de Sancha, que adoptó esta denominación de forma oficial en 1887, como en las laderas urbanizadas conocidas como Monte de Sancha.

Poco después, en 1899, la Sociedad Propagandista del Clima y Embellecimiento de Málaga propuso la realización de un paseo de recreo por las laderas de los montes Gibralfaro, Ventaja y Colorado hasta enlazar con el Camino Nuevo, de manera que en su recorrido se dominara la bahía y el valle del Limonar. El paseo marítimo entre La Malagueta y los Baños del Carmen era un viejo proyecto de los años 20. Tenía el problema de su coincidencia con el trazado del ferrocarril hacia Vélez-Málaga, aunque finalmente se ejecutó en la segunda mitad del siglo XX.

El litoral oriental experimentó durante el primer tercio del siglo XX el fenómeno del descubrimiento de las playas, antesala del turismo de masas. La plasmación de esta nueva mentalidad llegó con la inauguración en 1918 del Balneario de Nuestra Señora del Carmen. La consolidación del paseo marítimo, la recuperación de las playas en los años 90 y la proliferación de nuevas construcciones de mayor volumen fueron otorgando una nueva imagen al litoral oriental.

El lugar de veraneo de la burguesía malagueña El lugar de veraneo de la burguesía malagueña

El lugar de veraneo de la burguesía malagueña

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios