Las malagueñas tienen un salario un 45% inferior al de los hombres

  • CCOO calcula que ganan unos 5.000 euros menos cada año por la temporalidad y porque eligen trabajos a tiempo parcial para compaginarlos con sus hijos

El salario medio de la mujer malagueña es un 45% inferior al del hombre, casi la mitad. Según los cálculos de la Secretaría de la Mujer de CCOO en Málaga, si los ingresos medios de los trabajadores suman cada año 16.909 euros, los de las trabajadoras apenas llegan a los 11.600. Cinco mil euros de diferencia al año y mucha menos libertad.

La cifra se obtiene sin hacer una separación por sectores, ya que en muchos de ellos la nómina sí se equipara.

¿Cómo puede haber tanta diferencia? Las razones se sustentan en la mayor tasa de temporalidad del empleo femenino y, sobre todo, porque las mujeres optan con mayor frecuencia por los trabajos a tiempo parcial que conllevan una menor remuneración. Esto se explica por la dedicación de las mujeres al cuidado de los niños o los mayores a su cargo.

A igual puesto de trabajo e idéntica jornada, la diferencia salarial media es del 30% en todo el país.

Según un informe de la consultoría Randstad a raíz del estudio de 100.000 solicitudes de empleo en toda España, el 34% de las mujeres prefiere optar por puestos de jornada laboral intensiva, mientras que los hombres se inclinan más por jornadas laborales completas (tan sólo el 19% la prefiere intensiva).

Lo mismo ocurre con la jornada parcial, sólo el 8% de los hombres elige esta opción, frente al 17% de las mujeres. Según la consultoría, la mujer presenta un recorrido profesional más corto, lo que se explica por la incorporación más tardía al mercado laboral, su elección de jornadas laborales más reducidas o su desvinculación con el empleo cuando son madres.

Mónica Palomo, de la Secretaría de la Mujer de UGT en Málaga, lamenta que, aunque el número de contrataciones a mujeres aumenta cada año, no se logra combatir la precariedad laboral en el empleo femenino. "En el sector servicios y relegadas a empleos como el de cuidados de menores o ancianos, o salud". Las mujeres siguen atadas a los contratos temporales de los sectores de la hostelería (camareras de piso o de bar) y el comercio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios