Un preso malagueño de 60 años muere de paro cardíaco en la cárcel de Tánger

  • Falleció de manera repentina en el centro penitenciario, en donde había cumplido alrededor de un año y medio de condena de los ocho a los que había sido sentenciado por tráfico de cerca de cuatro toneladas de hachís

Un preso malagueño interno en la cárcel de Tánger por tráfico de droga falleció este lunes de un ataque al corazón, informaron hoy a EFE fuentes del Consulado de España en esa localidad.

José Godoy, de 60 años, murió de manera repentina en el centro penitenciario, en donde había cumplido alrededor de un año y medio de condena de los ocho a los que había sido sentenciado por tráfico de cerca de cuatro toneladas de hachís.

Según las fuentes, Godoy falleció en presencia de otros presos españoles con los que compartía celda y su cuerpo se encuentra ahora en el depósito de cadáveres del hospital de Tánger, a la espera de que las autoridades judiciales realicen los trámites pertinentes.

La familia del difunto ya ha sido avisada de la muerte por el personal del consulado, quien indicó que una compañía de seguros española se va a encargar, por cuenta de los familiares, de la repatriación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios