Cada día 100 malagueños se dan de baja en el trabajo al sufrir un accidente

  • Hasta finales del mes de octubre casi 31.000 empleados de empresas de la provincia han sufrido algún incidente laboral · Málaga y Marbella acumulan más de la mitad de los siniestros · Los sectores con más accidentes son construcción y servicios

Comentarios 0

Cada día, cien malagueños sufren un accidente en horario de trabajo que les obliga a darse de baja. Según los datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, de enero a octubre casi 31.000 empleados de la provincia de Málaga han sufrido algún tipo de accidente con baja. La mayoría de ellos, 30.497, sólo resultaron heridos con carácter leve. Pero otros 454 tuvieron heridas de gravedad y 37 más fallecieron, lo que sitúa a Málaga como provincia andaluza con mayor siniestralidad mortal en lo que va de año y la quinta de toda España tras Madrid, Barcelona, Valencia y Murcia, según los datos del Gobierno.

Los datos son calificados como "negativos" tanto por sindicatos como por empresarios. Reconocen encarar el año con optimismo porque el total de accidentes ha disminuido un 3 por ciento, pero dada la alta cifra de muertes en el tajo, no las tienen todas consigo. "No nos podemos quedar parados ante el balance en lo que va de año. Nos preocupan mucho las cifras de siniestralidad y el coste social que tiene en la sociedad", aseguró ayer Javier González de Lara, secretario de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

El responsable empresarial también destaca la especial concentración de accidentes laborales en las ciudades de Málaga y Marbella. Según los datos aportados por el Centro de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, la capital de la provincia acumula el 42 por ciento de los accidentes laborales en el trabajo y el 60 por ciento de los sufridos por los empleados in itinere (en desplazamientos de trabajo o hacia él). Mientras, Marbella suma el 10 por ciento en ambos casos. En el lado contrario, se encuentran pequeños municipios como Tolox, Algarrobo o Canillas de Aceituno, donde sólo se ha registrado un accidente de carácter leve en los diez primeros meses de 2007.

Como viene ocurriendo en los últimos años, los sectores que más siniestralidad reflejan son la construcción y los servicios. De enero a septiembre, la construcción ha registrado más de 9.000 accidentes y los servicios 11.787, sin contabilizar los sufridos por los trabajadores in itinere. Lejos quedan la industria, con 2.835 casos y la agricultura y pesca con medio millar en el total de los tres primeros trimestres. El caso de los servicios "es más preocupante" porque el incremento de accidentes mortales ha sido de un 180 por ciento. "El problema es que el sector servicios es muy heterogéneo y es difícil trazar un plan de actuación", afirmó González de Lara, que situó entre los trabajos que se incluyen en él la hostelería, el comercio, las actividades financieras, oficinas y despachos o la distribución comercial.

Por su parte, el secretario provincial de Comisiones Obreras en Málaga, Antonio Herrera, insistió en que la mayor parte de los accidentes laborales tienen lugar en empresas sin afiliación sindical. Y Manuel Ferrer, máximo responsable de UGT en la provincia, añadió que el caso es especialmente flagrante en las sociedades con menos de seis trabajadores en plantilla, en las que la ley no permite la existencia de organización sindical. Según la CEM, este es el caso del 92 por ciento de las empresas malagueñas, unas 100.000.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios