Málaga

Los malagueños cobran 600 euros menos al año que antes de la crisis

  • El salario medio anual es de 15.651 euros, 3.200 menos que la media nacional

  • Empresarios, economistas y sindicatos creen que los sueldos se deben subir ya

Dos camareros en un restaurante de la capital. Dos camareros en un restaurante de la capital.

Dos camareros en un restaurante de la capital. / javier albiñana

Los malagueños cobran ahora, de media, 618 euros menos al año que al inicio de la crisis en 2008. El salario medio anual en Málaga en 2016 -último dato publicado por la Agencia Tributaria- fue de 15.651 euros mientras que en 2008 ascendía a 16.269 euros. En Málaga, además, se ingresa, de media, 3.200 euros menos al año que en el conjunto español. La hostelería es el sector que menos cobra, con una media de 10.362 euros, y el de entidades financieras el que más, con 32.604 euros anuales. Los malagueños han perdido dinero en todas las franjas de edad, siendo especialmente llamativo en el colectivo de entre 18 y 25 años, que han visto mermado su sueldo anual un 35%. Hacienda publica las rentas declaradas, la economía sumergida es harina de otro costal.

La crisis ha sido dura y se han quedado miles de empresas y empleos en el camino, pero la recuperación económica ya es un hecho y tanto los ciudadanos como los expertos consideran que ha llegado el momento de subir los salarios. Eso permitirá elevar el consumo de los hogares, aumentar la producción y generar empleo, aunque habría que vigilar que no se dispare la inflación.

La productividad, el absentismo y la realidad de cada empresa son claves

"Llevamos dos años de recuperación macroeconómica y somos partidarios de que se manifieste en los salarios", explica Natalia Sánchez, vicepresidenta de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM). Es partidaria de una subida de sueldo, "pero entendiendo la realidad de cada sector y cada empresa", pues expone que "el 50% de las pymes aún están en pérdidas". La vicepresidenta de la CEM subraya que la patronal nacional (CEOE), en su negociación con los sindicatos, está dispuesta a plantear un 2% de subida salarial y otro 0,5% variable en función de cada empresa, pero siempre que se incluyan parámetros de productividad y absentismo laboral. Jerónimo Pérez Casero, presidente de la Cámara de Comercio de Málaga, va en la misma línea. "Como consecuencia de la crisis ha habido un descenso de la media salarial que habrá que recuperar más tarde o más temprano", afirma.

Luis Callejón, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), está en plena negociación del convenio de hostelería en Málaga. Las posturas están aún distantes, pero Callejón asegura tajante que "en los hoteles no ha habido una bajada salarial estos años sino que el sueldo ha aumentado en este tiempo y creo que los salarios que se recogen en el convenio son justos". El presidente de Aehcos indica que han aumentado un 13% el empleo y que "el convenio de hostelería de Málaga es el más alto de España". "Siempre puede haber empresarios que no cumplan, pero en nuestro sector es una mínima parte", subraya. En la otra rama de la hostelería, los bares y restaurantes, el presidente de la patronal Mahos es Javier Frutos y asegura que "los salarios están supeditados a un convenio y está alto para los trabajadores no cualificados". El presidente de Mahos detalla que la diferencia de sueldo, por ejemplo, entre un camarero cualificado y un ayudante de camarero no cualificado es muy pequeña, "de forma que si queremos recompensar especialmente a algún trabajador se sube el salario por su valía". Frutos ve indispensable "más formación para que haya subida salarial".

Los representantes sindicales, lógicamente, también defienden una subida salarial. "Llevamos cuatro años de recuperación económica y entendemos que hay que ir recuperando los salarios y poder adquisitivo, por lo que planteamos un incremento del 1,6, que es el IPC, y otro 1,5% por los años perdidos. En total, reclamamos una subida salarial del 3,1% que debería ser superior en los colectivos con franjas salariales inferiores a 1.000 euros", precisa Fernando Muñoz, secretario general de CCOO en Málaga, quien afirma que, a escala nacional, los sindicatos están negociando una subida del salario mínimo interprofesional (SMI) del 4% en 2018, del 5% en 2019 y del 9% en 2020. "De esa forma el SMI se quedaría en 850 euros brutos con 14 pagas en 2020 y eso mete presión por abajo en los convenios colectivos". El secretario general de UGT en Málaga, Ramón Sánchez, asegura que la bajada salarial ha estado provocada por la reforma laboral. "Llegó la crisis y se incidió en la precariedad, los bajos salarios, los despidos más fáciles y ha empeorado todo el mercado laboral", relata Sánchez, que recuerda como antes de la crisis se hablaba de forma negativa de los mileuristas "y ahora se cobra todavía menos".

Los empresarios y los sindicatos coinciden en la necesidad de subir los salarios, aunque son parte interesada. ¿Qué dicen los economistas? Juan Carlos Robles, decano del Colegio de Economistas, señala que "ha llegado el momento de subir los salarios" porque, entre otras cosas, lo va a exigir el mismo mercado. La recuperación económica hace que las empresas puedan contratar a más gente y que los buenos empleados reciban ofertas de otras compañías. "En muchas empresas ya se están renegociando salarios porque no quieren perder a sus mejores trabajadores", explica Robles. Felisa Becerra, directiva de Analistas Económicos de Andalucía, afirma por su parte que "los salarios deben estar ligados a la productividad y no a otros factores. Esto no quiere decir que no sea necesaria una revalorización salarial, pero siempre de forma individual empresa a empresa, atendiendo la realidad de éstas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios