Los malagueños van a los centros comerciales también para pasear

  • Un estudio revela que las ventas de los pequeños comercios siguen bajando en favor de las grandes superficies y los mercados · Los usuarios demandan aparcamientos gratis

Comentarios 0

Los centros comerciales siguen aumentando sus ventas en la capital respecto a los negocios tradicionales, que son los damnificados, no así los mercados de abasto, aunque las compras no es lo único que impulsan a los malagueños a acudir a las grandes superficies. Un estudio realizado por profesores de la Universidad revela que entre los consumidores que visitan los centros comerciales, un 43,5 por ciento lo hacen para comprar textil y calzado, pero casi uno de cada tres acude a pasear y ver tiendas. Al resto le motiva la oferta lúdica que ofrecen. Entre los comercios al aire libre, por su parte, casi un 70 por ciento de los usuarios que acuden, lo hacen para comprar algo. Esto pone de manifiesto, según explican los autores del estudio, que los centros comerciales se consolidan como un lugar de encuentro de los malagueños.

El estudio presentado ayer en la Federación de Confederación de Empresarios Malagueños (CEM) se ha realizado con datos recabados durante el pasado mes de septiembre, donde aleatoriamente se eligió una muestra de 1.228 individuos de un universo de 473.434 ciudadanos mayores de 15 años de Málaga. El análisis también pone de manifiesto que los consumidores han disminuido sus compras en todas las categorías de productos, presentando saldos negativos independientemente del tipo de establecimiento. En este sentido, Sebastián Molinillo, profesor de Comercialización e Investigación de Mercados de la UMA, considera que se está produciendo un trasvase en las compras, pues explica que el estudio da a entender que las rebajas cada vez ganan más fuerza. De hecho, más del 75 por ciento de los encuestados asegura hacer comprado en las últimas rebajas estivales. De estos, nueve de cada diez adquirió productos textiles y calzados. El resto libros o música.

Respecto a los hábitos de consumo, el horario preferido para realizar sus compras para casi la mitad de los consumidores es entre las 17.00 y las 20.30, seguido de la franja comprendida entre las 10.00 y las 14.00. Sin embargo, Molinillo asegura que los consumidores cada vez recurren más a las franjas minoritarias (antes de las 10.00 y entre las 14.00 y las 17.00), por lo que aconseja a los comerciantes que lo tengan en cuenta. Éstos, por su parte, se muestran optimista cara a las próximas fiestas navideñas, pese a que el pasado año se manifestaban en el mismo sentido, siempre según el mismo estudio, y dicen las encuestas que entonces no vieron colmadas sus expectativas.

Los propietarios encuestados otorgan una escasa importancia tanto a su formación como a la de sus empleados. Si se atiende al número de empleados del comercio, las necesidades formativas aumentan conforme lo hace el tamaño de la empresa. En cuanto a la rentabilidad del negocio, los números parecen más favorables cuantos más empleados hay.

Molinillo también revela las necesidades de los consumidores y asegura que el 40 por ciento de ellos preferiría a la hora de hacer sus compras en los comercios tener aparcamiento gratuito antes que descuentos, promociones, calidad o sorteos. Por el contrario, no es esto lo que ofrecen los establecimientos, que se decantan por los descuentos en los precios de los productos que ofertan. Esto refleja el problema de aparcamiento que padece la ciudad.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios