Una mantilla hecha en oro

  • Joaquín Salcedo borda una nueva toca de sobremanto para la virgen de la Paloma que estrenará en su festividad el 15 de agosto

La expresión de sorpresa de los hermanos de la cofradía de la Paloma resonó en la plaza de San Francisco cuando se descubrió la nueva toca de sobremanto, bordada en hilo de oro y plata, que ha realizado Joaquín Salcedo Canca. El autor definió su obra como una forma de imitar a la tradicional mantilla española con la que las mujeres se cubrían la cabeza al entrar en los templos.

El proceso de realización de la nueva toca comenzó hace un año, cuando la junta de gobierno aprobaba el diseño y las manos que ejecutarían la pieza de bordado. Para la financiación del proyecto, la hermandad ha realizado diversos actos benéficos que han dado como resultado la obra presentada.

Joaquín Salcedo explicó que la toca estaba realizada en hilo de oro y plata sobre un diseño neobarroco estructurado en un repertorio decorativo simétrico dividido en dos partes horizontales, que a su vez se separan por otras verticales que buscan las sienes de la imagen de Álvarez Duarte.

En la toca de sobremanto se representan los siete dones del Espíritu Santo, además de un adorno floral de dos rosas, que hacen referencia a la perfección de la Virgen en sus dimensiones física y espiritual.

Las esquinas superiores destacan por la presencia de ánforas pequeñas y flores en alusión a las virtudes marianas. Salcedo ha incluido cristales de Swarovski traidos desde Austria, además de usar malla marinera para la sujeción de todas las piezas montadas sobre cartulina. La toca destaca por las similitudes existentes con la saya de procesión, bordada por el mismo autor en el año 2009.

Finalizada la presentación, el hermano mayor de la Paloma, José Carretín agradeció la labor realizada por el artesano malagueño, así como a los hermanos sus aportaciones para la realización de una mantilla dorada para la Virgen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios