Un mar de huevos fritos

  • Un tipo de medusa poco habitual ha aparecido durante la última semana en el litoral

  • Su poder urticante es menor y sus colores más llamativos

Enjambres de aguacuajada, también conocida como medusa huevo frito por su apariencia, fueron vistos en los últimos días a lo largo del litoral malagueño, desde Nerja hasta Marbella. Esta especie, típica de la zona, destaca por su forma y colores llamativos, aunque no son habituales en las costas salvo en periodos de reproducción o cuando se ven arrastradas por la marea.

La Cothylorhiza tuberculata, nombre científico de esta variedad, alcanza un tamaño de entre 15 y 25 centímetros de diámetro y posee una umbrela de color amarillo rodeada por unos tentáculos en los que viven alevines de especies como los jureles, la salema o la boa.

Jesús Bellido, biólogo y responsable de proyectos en el Aula del Mar, recomienda "no coger estas medusas", ni ninguna de la especie, a pesar de que "el poder urticante es menor que en otras, pero las grandes, de treinta o cuarenta centímetros, pueden causar dolor e irritación", afirmó. Bellido apuntó a las corrientes y el viento como las causas de la aparición de medusas huevo frito en las últimas jornadas, ya que con corrientes de levante y componente sur estos animales terminan en las costas malagueñas.

Las medusas volvieron a aparecer este verano tras dos años sin tener presencia en las playas en lo que los expertos calificaron como "un verano raro" debido a las condiciones en las que aparecieron. Los primeros avistamientos se dieron a finales de julio, apareciendo las huevo frito en los últimos días.

Este tipo de medusas son habituales de las costas que bañan Málaga, incluso son conocidas como medusas del Mediterráneo, aunque viven en las zonas nerítica y oceánica, alejadas de la costa y a cierta profundidad. Se alimentan de peces pequeños, a la vez que sirven como refugio a otras especies que se desarrollan en sus tentáculos. Una de las características de la medusa huevo frito es que viven en enjambres que pueden llegar a medir varios kilómetros tanto de largo como de ancho, por lo que cuando llegan a las costas lo hacen en grandes cantidades.

Una de sus particularidades de la medusa huevo frito es que es una especie comestible y muy cotizada en diferentes países asiáticos y americanos. Los expertos califican su textura como exquisita y ligera de comer.

La aplicación para móviles de la campaña Infomedusas, que pusieron en marcha el Aula del Mar y la Diputación de Málaga en 2013, permite informar de estos pelágicos por parte de los usuarios y la vez conocer el estado de las playas del litoral tanto en lo relativo a la presencia de medusas como a otros datos de interés como la temperatura del agua, el viento o la limpieza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios