El paro marca un nuevo récord al escalar hasta las 258.600 personas

  • La tasa de desempleo ya está en el 32,73%, la segunda mayor de España y 11 puntos superior a la media nacional · El incremento de la población activa está detrás del empuje del desempleo en la provincia

Comentarios 3

El aspecto más negativo de generar una buena expectativa es que, cuando no se cumple, la decepción es mucho mayor y cunde el desánimo. La economía se basa, en buena parte, en la confianza de los consumidores y la Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se encargó ayer de dar otro varapalo a aquellos que aún son optimistas en Málaga. Esta encuesta refleja que en el primer trimestre del año había 258.600 parados en la provincia, es decir, 20.400 más que en diciembre y 25.500 más que en los tres primeros meses del año pasado. Dicho de otra forma, la economía malagueña, y con ella el empleo, no solo no se recupera, sino que va a peor. De hecho, la tasa de paro ya está en el 32,73%, la segunda más alta de España por detrás de Huelva y 11 puntos superior a la media nacional, que quedó en el 21,2% con 4,9 millones de desempleados.

El aumento del paro se debe fundamentalmente a dos causas. El más importante en Málaga ha sido el incremento de la población activa, es decir, las personas en edad de trabajar que quieren hacerlo. En el primer trimestre del año se contabilizaron en la provincia 790.100 activos, 13.000 personas más que en último trimestre del año pasado. La pésima situación económica por la que atraviesan miles de familias en Málaga -un informe de La Caixa aseguraba esta misma semana que un 25% de la población puede considerarse pobre en sus diversos grados- está provocando que jóvenes que están estudiando o que amas de casa que nunca han desarrollado una labor profesional fuera del hogar estén buscando un trabajo para echar una mano, elevando así la población activa.

Las administraciones públicas suelen achacar el empuje del paro precisamente a ese aumento de la población activa. Con los datos en la mano tienen razón pues, por ejemplo, en el cuatro trimestre de 2007 la población activa en Málaga era de 721.000 personas. No obstante, y esta es la segunda causa del incremento del desempleo, el número de personas ocupadas, es decir, las que están trabajando, está cayendo en picado trimestre tras trimestre. Entre enero y marzo de 2011 el INE subraya que hay 531.500 personas ocupadas en la provincia, casi 7.000 personas menos que a finales del pasado ejercicio y 12.000 empleados menos que en el mismo periodo del año anterior. Las empresas siguen destruyendo empleo a pasos agigantados y ninguna reforma ni nadie parece poder cortar esa brecha.

Con esas dos variables -aumento constante de la población activa y descenso de la ocupación- va a ser difícil que disminuya el paro en los próximos meses pese a que se apunta que el cierre del año puede ser positivo para el Producto Interior Bruto. En Málaga los expertos explican que el PIB podría crecer unas décimas, pero esa cantidad es claramente insuficiente para generar empleo neto pues, según los economistas, es necesario que la economía local crezca a un ritmo del 2,5% anual. Mientras tanto, según la EPA, Málaga es la provincia con mayor número de parados de Andalucía y la cuarta de España por detrás de Barcelona, Madrid y Valencia.

¿Como es posible que la provincia mantenga el tipo con tal número de desempleados? Los trabajadores de Hacienda inscritos en la asociación Gestha destacaron esta semana que el empleo sumergido mueve 2.070 millones de euros en la provincia y que, incluyendo el fraude fiscal, la economía sumergida representa 6.127 millones de euros, el 22,6% del PIB local.

El desplome de la construcción ha disparado el número de parados varones, que ya suman 140.400 en la provincia, y 118.200 mujeres, con unas tasas del 31,8% y 33,8% respectivamente. Málaga tiene el mayor número de parados de su historia aunque no la mayor tasa de paro, pues ese récord se estableció a finales de 1993 -la anterior gran crisis en la provincia- cuando se llegó al 38,8% de la población desempleada. Nadie quiere pensar que en los próximos meses se pueda sobrepasar esa cifra aunque tampoco nadie pone la mano en el fuego porque hace apenas cuatro años era una locura pensar que Málaga tendría 258.600 parados. Las buenas expectativas están guardadas en el cajón porque están siendo hundidas sistemáticamente por cada estadística oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios