Unas matemáticas que no se atragantan

Una exposición enmarcada en el Congreso Nacional de la Real Sociedad Matemática Española, que se celebra estos días en Granada, muestra la conexión entre los números y los platos creados por José Carlos García, con una estrella Michelin y dos soles Repsol en el restaurante que lleva su nombre en Málaga. Este cocinero explicó a Efe que la idea sobre esta curiosa y sabrosa muestra surgió cuando la catedrática de Algebra Mercedes Siles le propuso fusionar números y platos tras comprobar ésta que había "muchas matemáticas en su cocina".

"Yo lo veía como algo muy lejano, pero nos pusimos a construir doce fórmulas a partir de platos reales del restaurante, con figuras comestibles, y las fuimos trasladando a otras que existen en el álgebra y las matemáticas", dijo.

El resultado fue una exposición, comisariada por la propia Siles, que acaba de llegar a la Facultad de Ciencias de Granada coincidiendo con el Congreso Nacional de la Real Sociedad Matemática Española, que reúne estos días en esta ciudad andaluza a cerca de medio millar de expertos en números. El proyecto expositivo se compone de detalladas fotografías de 12 platos, inspirados en formas geométricas y acompañados de imágenes en las que aparecen dichas figuras y la fórmula algebraica de cada caso. La exposición cuenta asimismo con cuarenta fotografías en blanco y negro en las que se refleja el proceso llevado a cabo para crear esos platos.

Como explica la comisaria, el objetivo de El sabor de las matemáticas es acercar al público a esa disciplina a través del arte y de una componente de gran relevancia cultural como la cocina, usando como medio la fotografía de Pedro Reyes Dueñas.

Silas propuso a José Carlos García que creara platos inspirados en formas geométricas y a Pedro Reyes Dueñas que diera "permanencia" a la obra para mostrar ese "diálogo íntimo" entre cocina y matemáticas. Según sus promotores, esa "terna imprevisible" entre matemáticas, cocina y fotografía se muestra en "perfecta sintonía" y el trabajo de una matemática, un cocinero y un fotógrafo ha supuesto "inesperados frutos" para contemplar y degustar a través de la mirada y la imaginación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios