Unos 180 médicos, empujados al paro o la emigración tras acabar la especialidad

  • Un total de 192 facultativos completan el MIR en hospitales Muy pocos tienen trabajo y los que lo logran lo hacen con contratos al 20%

Un total de 192 médicos acaban en estos días la especialidad en hospitales públicos de la provincia. Y lo que debía ser un momento de felicidad es, debido a la crisis, de desasosiego porque son la promoción MIR con menos expectativas laborales de las últimas dos décadas. Solo una docena tiene trabajo. Unos 180 están, de momento, abocados al paro o la emigración. Algunos esperarán a los contratos de verano, pero otros ya han abierto caminos para irse a Suecia, tienen casi cerrado un trabajo en Inglaterra e incluso probarán en Chile.

"Esta promoción se va a enfrentar a las condiciones laborales más adversas de los últimos 15 años", resume el presidente del Colegio de Médicos, Juan José Sánchez Luque. "La perspectiva es malísima, malísima, malísima", enfatiza Pedro Moya, portavoz de los MIR durante el conflicto del año pasado y que todavía tiene un año por delante de residencia. Así las cosas, son profesionales con 10 u 11 años de formación que están condenados al paro, la emigración, a contratos a tiempo parcial en el SAS o a intentar hacer una segunda especialidad para tener cuatro o cinco años de empleo garantizado.

Juan Toral, otro de los portavoces de los MIR en el pasado conflicto, se va en junio a Canarias. Tiene contrato para los meses de verano. Después baraja Chile. "Aquí no hay nada. Prefiero emigrar para tener tranquilidad y estabilidad. Ya algunos compañeros me han dicho que les guarde un puesto", comenta.

Muchos aspiran a pillar contrataciones de verano. Pero Toral señala que el problema en este caso es que los facultativos que acabaron el MIR en 2012 trabajaron el verano pasado y la Navidad, de modo que están por delante en la bolsa de trabajo que los de esta nueva promoción. Los hay también que se plantean la opción de hacer una segunda especialidad, con lo que se aseguran cuatro o cinco años más de trabajo en un hospital público. Solo una docena tiene trabajo en los centros de la provincia en los que se han formado, pero hay casos en los que el contrato que le han prometido es al 20% de la jornada. Moya apunta que "no contrata ni la privada". Después de más de 1,5 año en el que los hospitales públicos han ido recortando contratos, los centros privados han absorbido esa mano de obra. Pero el empleo en este sector ya ha tocado techo. En España, entre abril de 2012 y de 2013, el paro entre los facultativos se incrementó un 31,5%.

Un informe del Sindicato Médico Andaluz (SMA) señala que debido a la crisis "será un porcentaje ínfimo el que podrá encontrar trabajo en España" y que para los MIR que lo consigan será un contrato precario. "Un porcentaje importante comenzará el año próximo una nueva especialidad y para el resto queda la emigración", dice el SMA. El sindicato recuerda que hay muchos países como Noruega, Qatar, Estados Unidos, Alemania o Suiza, en donde, por su alta formación encontrarán mejores condiciones laborales.

La organización sindical concluye: "Es muy triste, pero es realidad. Mientras muchos de nuestros nuevos especialistas marcharán buscando un buen trabajo, en España aumentan las listas de espera y los médicos de los servicios de salud están saturados y con cargas de trabajo insoportables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios