Un menor amenaza y empuja a su profesor a pesar de estar expulsado

  • El estudiante, de 16 años, se coló en el colegio para jugar al fútbol · El instituto ha pedido el cambio de centro del alumno · El claustro se manifestará este lunes

Un profesor de Educación Física del instituto Número 1 de Fuengirola ha sido agredido por un alumno de 16 años. El joven, que había sido expulsado del centro por acumulación de amonestaciones ese mismo día, se coló en las pistas polideportivas escolares para jugar al fútbol y fue reprendido por el docente, que se encontraba de guardia en el recreo. Ante las palabras del maestro, el menor empezó a insultarlo y a empujarlo, rompiéndole las gafas, así como a amenazarle verbalmente. El docente se encaminó hacia la sala de profesores y el joven continuó con su actitud incluso por los pasillos del instituto.

Sus compañeros del claustro han aprobado realizar una protesta en el centro a las 11:30 para protestar por lo ocurrido y mostrar su repulsa. Además, han firmado un manifiesto en el que exigen a la administración "que lleve a acabo actuaciones concretas para atajar hechos así y aporte los recursos necesarios para una verdadera educación de calidad". Se da la circunstancia de que hace menos de un mes una chica agredió a su profesora en Fuengirola, en este caso en el IES Ramón y Cajal. La joven, que fue expulsada un mes, también era menor de edad.

El suceso ocurrió el pasado lunes y, aunque tanto Comisiones Obreras como la Delegación de Educación puso a su disposición sus gabinetes jurídicos para denunciar los hechos ante la Policía, el docente ha declinado dar este paso. El director del centro educativo, Juan Olmo, ha nombrado un instructor para analizar el caso y ha solicitado el cambio de centro del alumno, ya que, aunque no había protagonizado sucesos como este, sí que es uno de los que más problemas crea en el ambiente del centro.

Al parecer el chaval, de 16 años, lleva cuatro años en el instituto, siempre cursando segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), que no ha conseguido superar. La mañana que ocurrieron los hechos el centro había citado a su madre para notificarle la expulsión y comunicarle el mal comportamiento de su hijo, pero ésta no acudió a su cita.

El director del instituto subrayó que allí trabajan "insistentemente en la prevención de situaciones así". "Pero es imposible evitarlas todas", dijo Olmo, que dice que su centro es parte del proyecto Escuela, espacio de paz con el que se llevan a cabo numerosas actividades a lo largo del año, así como clases de apoyo a los alumnos con más dificultades o clases de español para el alumnado extranjero cada tarde. Olmo también solicitó a Educación "que cumpla con sus promesas". "Teníamos una compensatoria y un Programa de Cualificación Profesional Inicial que es ideal para alumnos así y nos los han quitado. No tiene sentido que se eliminen iniciativas que realmente funcionan", añadió el director.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios