El mercado turístico ruso y alemán crecerán este año

  • En el primer caso, comenzará a recuperarse en 2016 tras un descenso del 40% en dos años

Los mercados rusos y alemán ofrecen buenas perspectivas turísticas para España y, en este contexto, para la Costa del Sol en el presente año. El turismo ruso comenzará a recuperarse en el 2016 en España tras haber sufrido en los dos últimos años un descenso del 40% respecto a las cifras del 2013, cuando casi 1,5 millones de turistas visitaron nuestro país.

El ministro consejero de la embajada rusa en España, Melik-Bagdasarov, se ha mostrado hoy optimista respecto a la evolución del turismo ruso en España y ha pronosticado que en uno o dos años se superará el millón de visitantes.

Antes de participar en una reunión del Círculo Mercantil de Málaga, Bagdasarov manifestó a los periodistas que España es uno de los destinos preferidos por los rusos, por lo que espera que la mejora de la economía en su país conlleve una recuperación del turismo.

La crisis económica rusa y la caída del rublo respecto al euro hicieron que el turismo ruso se resintiera en España en el 2014 y el 2015, tras haber llegado a superar el millón y medio de turistas en un año.

Entre enero y febrero del 2016 la llegada de turistas rusos a nuestro país ha aumentado un 4,69 por ciento, lo que supone un cambio de tendencia respecto a las cifras de cierre del 2015, que se cerró con una caída del 32,7% en relación al año anterior. Estas buenas perspectivas coinciden con los problemas de seguridad en destinos competidores como Turquía y Egipto y con la celebración del Año Dual del Turismo España-Rusia 2016-2017, en el que se fortalecerán los vínculos entre empresas turísticas de ambos países y está previsto que se simplifiquen los trámites de visados.

Al respecto, Bagdasarov ha afirmado que Turquía y Egipto "no están cerrados" y es "un error pensar que los rusos no pueden viajar" a estos países, pero se ha mostrado convencido de que "la mayoría va a preferir la seguridad".

El ministro consejero de la embajada rusa ha señalado que no sólo están interesados en que los rusos viajen a España sino también en que los españoles "conozcan más Rusia" y su historia y cultura.

En cuanto a los destinos españoles, ha apuntado que en Cataluña "saben promover su producto turístico" y es uno de los destinos más demandados por los rusos, y ha aconsejado a los empresarios en Andalucía a que sean "más activos" en este mercado para aprovechar su potencial de crecimiento. "El turista ruso aquí se siente muy cómodo", ha aseverado Bagdasarov, quien se ha referido al sol, mar y la "comida perfecta" que se puede disfrutar en destinos como Málaga, que cuenta además con el Museo Ruso y otros equipamientos culturales de interés.

El buen clima es otra de las fortalezas del destino, ya que las familias de muchos empresarios rusos pasan el invierno en la comunidad andaluza debido a las bajas temperaturas de su país, ha apuntado.

Además, ha incidido en las ventajas que brinda la Costa del Sol como base para visitar otras ciudades andaluzas como Granada que cuentan con un importante patrimonio cultural.

España es el cuarto país más visitado en el extranjero por los turistas rusos y los principales destinos son Cataluña, Canarias, la Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía y Madrid.

En el caso del mercado de Alemania, la previsión es que desde España se incremente este año en torno a un tres o cuatro% en relación a 2015, cuando fue el mercado europeo que más crecimiento experimentó en pernoctaciones en ese país.

La directora general de la Oficina de Turismo de Alemania para España y Portugal, Ulrike Bohnet, afirmó que el año pasado "se superaron las expectativas" y el reto es "mantener o superar" las cifras de turismo emisor a Alemania en 2016.

Con un aumento interanual del 24,2% y de más de 517.000 pernoctaciones, España sumó 2,7 millones de estancias el pasado año en Alemania, de 79,8 millones contabilizadas en el país, según los datos de la Oficina Nacional Alemana de Turismo (ONAT).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios