Un mesón antiguo con aire moderno

  • l Mesón Blanca Paloma. Avda. Andalucía, 25 (Málaga). De lunes a sábado de 13:00 a 16:00 y de 21:00 a 23:00. Reservar en 952 35 97 02. Precio: 25-30 euros por persona.

Comentarios 6

blanca paloma

La mezcla de la tradición andaluza profunda con la cocina más actualizada es lo que define al mesón Blanca Paloma. Mucho ambiente rociero, una barandilla que separaba la barra de las mesas y sillas de anea eran hace unos años la esencia de este mesón. Ahora, la barandilla ha desaparecido, siendo sustituida por estanterías para vinos colocados de pared separadora, las sillas son de un moderno azul eléctrico y el ambiente rociero ha disminuido, aunque sin desaparecer, encontrándose sobre todo en un salón aparte donde se pueden encontrar fotos de la Virgen del Rocío con su traje habitual y vestida de pastora, además de una foto dedicada por el torero, Javier Conde, y otra por la antigua alcaldesa de Málaga, Celia Villalobos; un marco que recoge varias fotos de los caminos del Rocío que han quedado como recuerdo de quienes iniciaron este mesón, placas de conmemoración y hasta una colección de réplicas de las medallas del rocío. Hoy podría considerarse restaurante y esto se debe al cambio de cocinero.

Quienes comenzaron la idea de montar un mesón fueron los padres de Julio Zambrano, el actual cocinero de Blanca Paloma. Él les propuso el traspaso con el que al principio no estaban de acuerdo, ya que Julio "venía con una idea completamente renovada y a mi marido le chocó un poquillo", explica Rosa María Ferrando, madre de Julio y jefa de sala. Julio lo quería más minimalista, eliminar la rústica pared, el retablo hecho con cajas de botellas de vino, el ambiente y la carta. Rosa María asegura que a su marido "le gusta lo que hace el hijo pero él sigue con sus ideas, los métodos y formas de trabajar en la cocina que él ha conocido desde que empezó en la cocina a los 13 años". Al final Julio se introdujo en la cocina y desistió de cambiar la ambientación del mesón a petición de sus padres, aunque a fin de cuentas "he crecido aquí y ésta es al igual que es la vida de mi padre también es mi vida, y no he tenido por qué renunciar a ella", asegura Julio Zambrano.

Podría decirse que tanto la comida como la ambientación hacen especial a este lugar, ya que es una mezcla de tradición y modernidad que impacta. "No creo que la tradición rociera tan arraigada vaya en desacuerdo con el tipo de cocina que podamos hacer ahora, al revés, creo que le da un poco de encanto, hay mucha gente que viene y no se espera lo que van a comer, se imaginan otra cosa y eso, también es bueno", comenta Julio. Así, se pueden encontrar platos típicos como el rabo de toro, las coles, los callos, porra antequerana y solomillo, pero también una cocina de lo más actual como la tarrina de fuá rellena de turrón líquido que gusta mucho, lasaña de changurro, o lomo de ciervo con puré de castañas. Asimismo se combinan ambos estilos para "conseguir que la gente a través de la cocina tradicional se arriesgue a probar cosas que desconoce", añade Julio. Con los postres ocurre los mismo, se puede encontrar desde una tarta de queso tradicional y un brownie, hasta lo más novedoso, un postre realizado con nitrógeno líquido que consiste en "como en una fondue, ponemos fruta y trozos de bizcocho con cuatro salsas, chocolate, vainilla, yogurt y turrón, el trozo de fruta lo pinchas, lo mojas en la salsita, luego lo metes en el nitrógeno líquido, que es un gas que a 196 grados bajo cero es líquido, y que lo que hace es ultracongelar en el momento dejando a la fruta con la capita de la salsa congelada. Es algo que atrae mucho", explica Julio, ya que mucha gente busca este lugar, que por su ubicación no es fácil de encontrar, para probar este postre. Una bandeja para dos personas cuesta unos 12 euros. Por otro lado, Blanca Paloma cuenta con más de 70 marcas de vinos de diferentes denominaciones de origen.

Blanca Paloma es un mesón acogedor, familiar, tranquilo y sin bullicio donde muchos clientes aseguran que se sienten como en el salón de su casa y donde todo el mundo tanto el hombre de negocios, como las parejas, los amigos y las familias, tienen su rincón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios