Málaga

Un millar de alumnos estudiarán este curso con libros digitales

  • Diez centros públicos de la provincia ensayarán voluntariamente el programa piloto de la Junta con estudiantes de Educación Primaria y Secundaria

Comentarios 4

El Gobierno andaluz está decidido a completar la revolución digital de las aulas que inició el pasado curso con la implantación en 2010-2011 de los libros de soporte electrónico y la extensión de las nuevas tecnologías en primero de la ESO. En el curso que se inicia el 10 de septiembre, Educación va a desarrollar en diez centros públicos de Málaga (80 en toda Andalucía, diez por provincia) un programa piloto que permitirá a más de un millar de alumnos sustituir los tradicionales libros de texto de papel por manuales digitales.

"El proyecto es voluntario", dijo la pasada semana el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, durante la visita a un instituto, el Luis Bueno Crespo de Armilla, en el que se estaban instalando pizarras digitales para los alumnos de primero de Secundaria.

El ensayo de los libros digitales, que se enmarca dentro del programa Escuela TIC 2.0, se desarrollará sólo en las aulas de quinto y sexto de Primaria y en las de primero de Secundaria de los centros piloto, dado que son las únicas que trabajarán de nuevo el uso de las nuevas tecnologías. Educación asegura que estos alumnos no harán uso del formato papel en al menos tres asignaturas, aunque eso dependerá de cada centro y del profesorado.

La Junta publicó en BOJA el pasado 29 de julio una nueva regulación de los libros de texto escolares que incluía por primera vez el soporte digital en el registro de manuales a escoger por los centros. "Ya hay ocho editoriales interesadas en distribuir los libros digitales", informó ayer el consejero de Educación.

A pesar de que la vía más utilizada será la de incorporar los contenidos educativos electrónicos que ya están elaborando las editoriales, de hecho, 64 de los 80 centros pilotos aplicarán este método; 16 van a digitalizar durante el presente curso el material didáctico elaborado por los propios docentes, que venían trabajando hasta ahora.

Según informó a mediados de julio la Consejería, los centros que van a elaborar su propia 'mochila' digital tienen una larga experiencia en la elaboración de material educativo y unos muy buenos resultados académicos con esta experiencia. El resto trabajarán con los ultraportátiles en red los libros electrónicos que seleccionen de las editoriales.

La Junta espera ahorrar en costes el gasto que realiza anualmente en libros de texto, aunque todavía sea prudente a la espera de conocer los primeros resultados de rendimiento de los escolares.

Hace unos meses la Consejería de Educación rompió el convenio que había firmado en 2008 con los libreros andaluces en el que se recortaba la compra de manuales con el argumento de que, con la crisis, muchos podían volver a reciclarse. Sin embargo, la irrupción del e-book en el mercado y la aplicación del proyecto de digitalización de contenidos propios puede estar detrás de esta decisión.

80

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios