La ministra de Fomento 'olvida' el tren litoral pese a la promesa de Arenas

  • Pastor habla de completar la A-7 entre Nerja y Adra y los accesos al aeropuerto · Sin mención sobre el Cercanías al PTA

Comentarios 11

Ni una sola mención al tren litoral. Esa fue la atención que prestó ayer la ministra de Fomento, Ana Pastor, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados al corredor ferroviario de la Costa del Sol, el proyecto más reclamado en la última década en la provincia de Málaga. Pastor obvió esta infraestructura en una intervención en la que sí enumeró más de medio centenar de propuestas que formarán parte del nuevo plan que su departamento está elaborando y cuyo desarrollo se prolongará hasta el año 2024.

El olvido llama la atención al tratarse de una obra sobre la que existe compromiso formal del Gobierno central, que firmó un protocolo de colaboración con la Junta de Andalucía para su impulso. Bien es cierto que el citado acuerdo fue suscrito por su antecesor en el cargo, José Blanco, y que previsiblemente éste será uno de los asuntos que abordará Pastor con la consejera andaluza de Obras Públicas, Josefina Cruz, en la reunión que mantendrán la semana que viene.

A ello se suma otro detalle importante, y es que su elusión contrasta con la insistencia del presidente del PP andaluz, Javier Arenas, viene haciendo en los últimos meses para que la Costa del Sol disponga de conexión ferroviaria. De hecho, ha usado este asunto como ariete contra el anterior Ejecutivo, que no incluyó el litoral andaluz del denominado corredor del Mediterráneo, del que ayer sí habló Pastor pero, como el anterior ministro, sin mencionar el paso por la costa malagueña ni el propósito de variar el trazado ya aprobado.

Para la diputada nacional del PP Celia Villalobos, la ministra no hizo referencia al tren litoral "porque no está todo claro", argumento al que sumó la delicada situación económica heredada por este departamento, que se encuentra con una deuda de 40.000 millones. A pesar de ello, aseguró que el PP seguirá ese proyecto, pero aclaró: "No se pretenderá que lo que no ha hecho el PSOE en ocho años lo haga el PP en unos meses".

Otra ausencia en el discurso de la ministra tiene que ver con la red de Cercanías de la provincia y la posibilidad de prolongar su recorrido, entre otros puntos, hasta el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). Una propuesta que viene siendo exigida por el Pleno del Ayuntamiento de Málaga, gobernado por el PP, desde hace algunos años. Mientras este ramal no fue mencionado, Pastor sí habló de mejoras en las infraestructuras de Barcelona, Valencia y Sevilla.

En clave malagueña, las únicas menciones se produjeron en el apartado de carreteras, donde sí marcó como actuaciones a desarrollar dentro del nuevo Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda (PITVI), la finalización de los tramos en ejecución de la autovía A-7 en Granada y Almería, entre Nerja y Adra. Los 50,2 kilómetros pendientes supondrán unos 336 millones de euros.

A ello sumó la referencia a la necesidad de actuar en la mejora de los accesos viarios al aeropuerto y al puerto de Málaga. En el primero de los casos, a pesar de que la ministra no aclaró de qué se trataba, se puede interpretar que Fomento continuará con los trabajos del acceso sur al aeródromo de la capital de la Costa del Sol, y, previsiblemente, acometerá el acceso norte, con el que poder enlazar las instalaciones aeroportuarias con la hiperronda.

Sí quedó claro que todo estará condicionado a la situación económica. "El tiempo de las obras faraónicas ha terminado; el de los convenios sin dinero también; se han acabado las autovías sin tráfico o las terminales sin pasajeros", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios