Una mirada al país vecino africano

  • La IV edición de Hispa Maroc se clausura hoy en el Palacio de Ferias y Congresos de la capital malagueña

Es posible pasear por una zoco marroquí en plena capital malagueña. El Palacio de Ferias de Málaga se ha transformado estos días, por cuarto año consecutivo, con motivo de la Expo Hispa Maroc, una feria que reúne a más de un centenar de artesanos marroquíes. Varios son los objetivos. Por un lado hacer negocio y exportar Marruecos lejos de sus fronteras. Pero en los tiempos que corren, también es una oportunidad para estrechar lazos con el país vecino africano. Además, eventos como éste, de relaciones comerciales y económicas con el Magreb, posibilitaron que el Ayuntamiento lograra fondos Interreg de la UE para construir el Palacio de Exposiciones.

La muestra recoge un abanico de productos típicos de Marruecos. Hay dulces, especies aromáticas, ropa, trabajos de forja... Todo artesanos, pues, según dicen los propios comerciantes, esa es la clave y lo que les distingue. En otros tiempos, de este modo se realizaban las cosas también en occidente, cada día más mecanizado y condicionado por las nuevas tecnologías y la producción en cadena seriada. Sin embargo, en Marruecos el trabajo artesanal aún tiene un peso muy importante en su economía.

Sobre números, los comerciantes consultados por este periódico aseguran que las ventas caen año a año. Aunque la organización, por su parte, mantiene que la cifra de visitantes cada vez es mayor. Si los pronósticos se cumplen, hasta 32.000 personas se habrán reunido en torno a la cultura marroquí.

La mayoría de los comerciantes proceden del norte de África, concretamente de Tánger. Entre las historias singulares de la muestra está la de Jamal, que llega desde Zaragoza. Cuenta que nació en Rabat, pero se marchó de su país y ya lleva una década en España, donde tiene un obrador propio. Es la primera vez que participa en la Expo Hispa Maroc y lo hace con dulces autóctonos. Apunta que el ingrediente base son los frutos secos en general, no sólo la almendra.

La feria exhibe "la hermandad entre dos pueblos, que se manifiesta cada vez más", e invita a que los andaluces visiten Marruecos, dice Said Chafik, miembro de la Cámara de Comercio de Tetuán. Para hacer más amena la visita a la Feria hay programadas actuaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios