Casi la mitad de los bebés de Málaga son de madre no casada

  • El peso de la madre 'soltera' se multiplica por 19 desde 1975. El índice de fecundidad se desploma y ahora es de 1,3 hijos por mujer.

La idea de que para tener un bebé había que casarse previamente, a ser posible por la iglesia, ya se ha quedado anticuada. La sociedad malagueña ha dado un giro radical en las últimas décadas y un hecho que lo demuestra es que, a finales del año pasado, el 45,9% de los bebés nacidos en esta provincia eran de una madre que no estaba casada. En 1975, por ejemplo, solo representaba el 2,4%, por lo que se ha multiplicado por 19 su peso en 40 años, según el informe de indicadores demográficos publicado ayer por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (Ieca).

La tendencia es creciente con el paso de los años. Superó el 10% a mediados de la década de los 80, rebasó el 20% justo en el año 2000, pasó del 30% en 2005 y en 2012 se saltó la barrera del 40%. Las causas pueden ser varias, desde parejas heterosexuales u homosexuales que tienen hijos pero que prefieren no casarse a mujeres solteras cuyo deseo es ser madre y recurren a las técnicas que consideren oportunas para quedarse embarazadas, sabiendo que la figura paterna como tal no va a estar presente.

La estadística no deja lugar a la duda. El matrimonio está de capa caída, por la razón que sea, desde económica hasta por pura decisión personal. Según el Ieca, la tasa bruta de nupcialidad heterosexual era en Málaga de 6,46 por cada 1.000 habitantes en 1976 y el año pasado estaba en 3,26, prácticamente la mitad. No obstante, la apuesta por ser madre sin tener el documento que acredite el matrimonio no es igual en toda Andalucía. Málaga es la provincia con mayor porcentaje de nacidos de madres no casadas, superando en cuatro puntos la media regional, y siendo seguida muy de cerca por Cádiz (45,87%) y Huelva (45,11%). Las provincias andaluzas más tradicionales son Jaén (31,1%) y Córdoba (32,9%).

El modelo de crecimiento de cada provincia andaluza ha sido distinto y eso se refleja en los números también a la hora de analizar aspectos como la maternidad. Málaga, por ejemplo, está muy enfocada al turismo y su dinamismo empresarial le hace ser un foco de atracción para extranjeros que se quedan en esta provincia a trabajar y vivir. Eso implica que el año pasado el 16,7% de los bebés nacidos en Málaga fueran de madre extranjera. Es 13 puntos más que en 1996, aunque está a la baja porque el récord se alcanzó en 2007, al final del boom económico, con un 19,97%. Solo Almería la supera en este aspecto por su alta población inmigrante en el campo. De hecho, la media andaluza es del 11,2% y en provincias como Córdoba, Jaén, Cádiz y Sevilla no pasa del 7%. La edad media de la madre en Málaga, tanto local como extranjera, está ahora en los 31,28 años, igual que en el resto de Andalucía.

Llegar a este mundo es cada vez más difícil y no porque la sanidad haya empeorado, todo lo contrario, sino porque las mujeres deciden tener cada vez menos hijos por sus circunstancias personales, laborales, familiares, etcétera. La conciliación laboral y familiar es uno de los temas que están de moda pero, a la hora de la verdad, no es nada fácil compaginarlas. En 1975, el índice coyuntural de fecundidad era en Málaga de 3,09, es decir, cada mujer tenía una media de tres hijos. En los últimos 40 años ha habido un descenso continuo. En 1985 se bajó por primera vez de la barrera de los dos hijos y el año pasado estaba en 1,35. Málaga está, en esta media estadística, ligeramente por debajo del registro andaluz, aunque la tendencia es similar en todos sitios. El índice más alto se da en Almería, con 1,57 hijos por mujer. El volumen más bajo en las últimas cuatro décadas en Málaga fue en 1998, con 1,21, por lo que se podría hablar de una cierta recuperación, si bien es cierto que en los años del auge de la pasada década se rozó el 1,5.

Nacen menos niños, pero los que lo hacen tienen más posibilidades de vivir ya que la tasa de mortalidad infantil se ha desplomado. En 1975 morían 22 niños de cada 1.000 en la provincia de Málaga y el año pasado estaba en 4,29 gracias a los avances de la medicina y a la mejora de las instalaciones. No obstante, sí hay que tener en cuenta que la tasa de mortalidad actual es la mayor desde 2010 y que está por encima de la media regional, siendo solo superada por Córdoba el año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios