El molesto criterio de De la Torre

  • Algunas voces cuestionan el gesto del regidor con sus ex ediles, a los que aconsejó buscarse la vida

No andan del todo tranquilas las aguas en la Casona del Parque. Las obligaciones a las que parece estar sometido el alcalde, Francisco de la Torre, tras el matrimonio de conveniencia contraído con Juan Cassá y Ciudadanos, empiezan a generar contestación entre los que durante largo tiempo profesaron adoración plena y absoluta a la figura del regidor. Lo que hasta hace apenas unos meses era impensable, ahora es real. Hay voces que cuestionan ciertas acciones del líder popular.

Las palabras de De la Torre haciendo ver a los ex ediles que él mismo ha rescatado en el inicio del presente mandato tras no salir elegidos en las urnas la necesidad de que empiecen a buscarse la vida allende las fronteras del Consistorio no se ha sentado nada bien entre los damnificados por tal mensaje. "A los que han sido concejales y ahora no lo son, lo que les he aconsejado como amigo es que hay vida después de la política. Como hay reactivación económica y tienen títulos, es un momento bueno para salir y pensar en la vida fuera de la política municipal", dijo el regidor el pasado martes en presencia de su socio Cassá.

Varias fuentes municipales así lo indican, al punto de admitir "sorpresa" por la expresión usada por el regidor, quien lleva en el negocio de la política desde el año 1971 (acumulará 19 años como alcalde al finalizar el presente mandato) y "malestar" por que el objetivo de la misma sean ediles entregados a la causa durante años. A modo de ejemplo, una de estas fuentes apunta a José del Río, recuperado por De la Torre al menos hasta final de año como director de distrito de Churriana, cuya frustración puede ser mayor si se tiene en cuenta que durante años ha sido una persona de confianza de alcalde.

Frente a Del Río, a los que sumar a Luis Verde y Eva Sánchez, ambos como directores de distrito de, y Mar Torres, directora técnica de Derechos Sociales, la situación en la que se halla otra parte del personal municipal que, al menos por ahora, no recibe la contestación del máximo dirigente municipal. Francisco Ruiz, amigo personal de De la Torre, que se mantiene como director de la Oficina para la Coordinación de Infraestructuras con un salario de 69.000 euros, con 72 años a sus espaldas, y José Hazañas, asesor de Coordinación Institucional, son algunos de los nombres que De la Torre mantiene sin tacha, frente a los interrogantes que siembra sobre los que hasta no hace mucho eran miembros de su equipo de gobierno.

La percepción, añaden algunas fuentes, es que en el actual organigrama municipal, afectado de lleno por la demanda de Ciudadanos de rebajar al 50% el personal eventual, se consolidan dos grupos fundamentales: el de Comunicación, entre los que se mantienen los mismos que había hasta antes de los comicios, y el de Alcaldía, que salvo sorpresa, siguen sus actuales inquilinos.

Otro contraste apreciado en las pocas semanas transcurridas desde la constitución del Ayuntamiento y la investidura de De la Torre como alcalde es el del discurso que mantiene en torno a la figura de los gerentes. Mientras a los técnicos del grupo popular que han estado trabajando hasta hace pocas fechas en la Casona del Parque los despidió, dicen, con un discurso carente de gestos de cariño, es habitual oír por boca del mandatario municipal todo tipo de mensajes positivos hacia sus directivos, al punto de condicionar cualquier posible recorte salarial. Suele afirmar De la Torre que cualquier decisión de este tipo ha de ser previamente analizada y consensuada con el afectado y advierte del riesgo que corre el Ayuntamiento de perder a alguno de estos profesionales de ver 'tocados' sus emolumentos.

Queda por perfilar esta última fila de administrados y las condiciones salariales que las que se mantienen en el nuevo escenario PP-Ciudadanos. De inicio, una delegación integrada por ambas formaciones mantiene contactos en los últimos días con los afectados, supuestamente poniendo sobre la mesa hasta dónde les puede afectar la tijera de los sueldos. Parece que este mismo viernes puede haber una resolución respecto a qué ocurre con los altos cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios