Una mujer, condenada a un año de cárcel por agredir a un médico

  • El juez entiende que se produjo un delito de atentado y una falta de lesiones · Los hechos ocurrieron hace cuatro años en el consultorio de Villanueva de la Concepción

Las sentencias siguen demostrando que agredir a los trabajadores de los centros sanitarios no queda impune. Un juzgado malagueño ha condenado a una mujer a un año de prisión por agredir a un médico, según informó ayer la Delegación de Salud. Los hechos ocurrieron hace cuatro años. Fue el 29 de enero de 2008, en el consultorio de Villanueva de la Concepción. Salud no dio detalles del incidente, pero indicó que la sentencia condena a la agresora a un año de prisión por un delito de atentado y una falta de lesiones (la mujer no necesariamente ingresará en la cárcel ya que cuando la pena impuesta es inferior a dos años y el condenado no tiene antecedentes, le legislación permite que solicite no ir a prisión, siempre que no cometa otro delito en el tiempo que dure su castigo).

El fallo ha sido dictado por el juzgado Penal número 5 de Málaga. Le impone además una multa diaria de seis euros durante un mes, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de 15 días de privación de libertad por una falta de lesiones. También deberá pagar 50 euros al facultativo agredido en concepto de responsabilidad civil. Según pudo saber esta redacción, el médico pertenecía al dispositivo de Urgencias. En el incidente intervino la Guardia Civil y aunque el facultativo retiró luego la denuncia, la tramitación continuó y finalmente se produjo la condena.

Desde hace ya casi una década se está endureciendo la penalización de las agresiones a los trabajadores de los centros sanitarios porque tanto jueces como fiscales tienen en cuenta el carácter de funcionario público de ese personal. Por ello, los ataques -sean verbales o físicos- constituyen un delito de atentado, que tiene una mayor pena. La Delegación de Salud indicó que desde que se produjeron los hechos, el Área Sanitaria Norte al que pertenece el consultorio puso a disposición del trabajador el apoyo para su defensa jurídica, como está estipulado en el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para empleados del sistema sanitario público andaluz.

Además, precisó que la Junta ha invertido en Málaga en los últimos años más de 4,3 millones de euros en medidas de seguridad en los centros sanitarios. En la provincia hay más de 100 timbres antipánico, 25 interfonos, 240 teléfonos, 25 videocámaras y 40 vigilantes de seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios