Una mujer, en estado grave tras una agresión de su ex pareja

  • La Policía detuvo poco después en Antequera al hombre por intento de homicidio y quebrantamiento de condena

Una mujer se encuentra ingresada en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga estable dentro de la gravedad tras sufrir una agresión este pasado jueves en la capital. La Policía Nacional ha detenido a un hombre del que actualmente estaba separada la víctima por los presuntos delitos de tentativa de homicidio y quebrantamiento de condena. Fuentes sanitarias señalaron que la víctima presenta varias heridas y traumatismos en la cabeza y brazos y que se activó el protocolo de violencia de género. La mujer se encuentra en el Área de Observación de Urgencias de dicho hospital, pendiente de evolución y reevaluación de pruebas diagnósticas.

Por su parte, fuentes policiales aseguraron que se abrió una investigación a raíz de los hechos y que los agentes han detenido este viernes en Antequera a un hombre, con el que la víctima actualmente ya no convivía por un presunto delito de tentativa de homicidio y por supuestamente quebrantar unas medidas cautelares.

A mediados de febrero se registró el primer crimen por violencia de género ocurrido este año en la provincia de Málaga. Adela. F. M., de 44 años, recibió casi 30 puñaladas cuando se encontraba en el interior de su vivienda, situada en el núcleo de población de Los Romanes, en La Viñuela. Su presunto asesino, el hombre con el que mantenía una relación sentimental desde hacía escasos meses, tenía antecedentes por violencia sobre dos parejas anteriores y fue detenido de madrugada por la Polícía Local de Marbella, a la que argumentó, de forma espontánea, que no recordaba nada de lo que había hecho porque había bebido mucho alcohol, aunque sí reconoció que había mantenido una discusión con la víctima, según indicaron fuentes cercanas al caso. Una versión de la que los agentes recelaron desde el primer instante dado que no presentaba signos de embriaguez ni tampoco desprendía olor a esta sustancia.

El arrestado ya fue condenado en 2012 a nueve meses de prisión por maltratar a la que entonces era su compañera sentimental. La pena, dado que carecía de antecedentes, fue suspendida por un periodo de dos años, mientras que la medida de alejamiento que se le impuso a la víctima finalizó en 2013 y, un año después, la prohibición de posesión de armas. Además, está pendiente de un juicio que se celebrará el próximo 21 de mayo por agredir a otra pareja. En este caso, la Fiscalía lo acusa de haberle propinado dos puñetazos en la cara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios