Las mujeres, principales víctimas del sistema de pensiones

Esther Sánchez, profesora en ESADE de la Universidad Ramon Llull, abordó ayer en los Cursos de Verano de Ronda el efecto de la desigualdad de género en el ámbito de las pensiones públicas, "un tema del que no se habla pero que es de gran importancia". La docente explicó que las diferencias salariales que entre hombres y mujeres, la mayor tasa de temporalidad y de contratos a tiempo parcial "es una bomba que explota cuando esa mujer se jubila".

Por ello, dijo que el objetivo primordial por parte del Gobierno no debería ser el de generar puestos de trabajo en términos cuantitativos, sino que estos sean de calidad. "Sólo con cotizaciones de calidad tendremos un sistema público que permita satisfacer estas necesidades de la población", aseguró.

Sánchez explicó que la mayor parte de las pensiones recibidas por mujeres no llega a los 800 euros, mientras que en el caso de los hombres supera los 1.200. Por ello, es importante dar a conocer esta realidad y "presionar" a las administraciones para revertir la situación. Asimismo, añadió que las reformas de las pensiones, que alargan los períodos de cotización y que toman en consideración más tiempo para la base de cálculo, "penalizan a las mujeres", ya que tienen peores condiciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios