La letra de una murga acaba con una denuncia contra un guardia civil

  • El integrante de uno de los grupos de canto de Tolox acudió al juzgado por las presuntas amenazas por parte del sargento

La letra incómoda de una murga de Tolox en la que se mencionaba al sargento de la Guardia Civil ha acabado con una denuncia en el juzgado y eso que ni siquiera llegó a cantarse. Uno de los integrantes del grupo ha presentado una denuncia contra el mando por presuntas amenazas, además de una queja ante la Comandancia de la Benemérita en la capital.

Una de las tres murgas que hay en el municipio, según las diferentes fuentes consultadas por este periódico, había escrito una canción en la que se criticaba la manera de actuar del sargento. Sin embargo, sus integrantes decidieron no cantarla durante el Carnaval por diferentes motivos. Esto llegó a generar el malestar entre los otros grupos e incluso entre los habitantes del pequeño municipio, al punto de que los miembros de uno de ellos escribió otra letra también contra el mando de la Guardia Civil, pero en la que no se le mencionaba directamente.

Después de cantar la canción durante tres días, el pasado domingo, según las mismas fuentes, en la plaza donde se estaban celebrando las fiestas de Carnaval se produjo un encontronazo entre el sargento y uno de los miembros de la murga que había elaborado la canción que finalmente no se cantó. Después, todo apunta a que la situación empeoró cuando ya de camino a casa se volvieron a encontrar ambos.

El miembro de la murga se dirigió esa misma noche a la Ciudad de la Justicia e interpuso una denuncia contra el sargento por presuntas amenazas. Y al día siguiente se dirigió a la Comandancia de la Guardia Civil e interpuso una queja sobre el mando. Desde la capital, la Benemérita evitó pronunciarse al respecto y ni confirmó ni desmintió tal extremo.

Las principales quejas contra el sargento que han motivado la creación de estas dos canciones tienen que ver con su manera de actuar y de aplicar las leyes. Entre otras cosas, lo acusan de acabar con las tradiciones. Lo que tiene su motivación en una de fiestas más antiguas del municipio, la cohetá de San Roque.

El alcalde de Tolox, Antonio Mesa, explicó ayer al respecto que hace unos años el Ayuntamiento creó una Junta de Seguridad -integrada por equipo de gobierno, oposición, Policía Local y Guardia Civil- por los incidentes que se producían en la celebración de esta festividad. En uno de ellos, incluso, un toloxeño fue indemnizado por las lesiones que sufrió. Así que se decidió, por seguridad, que los cohetes sólo se podrían tirar en algunos puntos del municipio, lo que ha acabado con multas en los años sucesivos para quienes no han cumplido la nueva normativa. "Hay gente que no entiende esto y ha generado quejas y recogidas de firmas", concretó el regidor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios