Las naranjas que ya no quiere nadie

  • Operarios municipales retiran esta fruta que antiguamente servía para hacer mermelada para el Reino Unido

250.000

Entre 200.000 y 250.000 kilos de naranjas prevén retirar hasta el próximo viernes los operarios municipales de Parques y Jardines de los distintos naranjos que se reparten por las calles de la capital. Los árboles están cuajados de frutas y en previsión de que empiecen a caerse, serán recogidas. Antiguamente tenían un uso, hoy irán a la basura.

Las naranjas callejerasno son ni de comer ni de zumo, sino de las llamadas amargas. Antiguamente eran demandadas por el Reino Unido para hacer mermelada de naranja amarga, un producto muy solicitado por sus habitantes. Es posible que la propia Reina de Inglaterra desayunase alguna vez mermelada realizada con naranjas malagueñas. Sin embargo, ya no es así. Los costes no deben ser demasiado rentables cuando ya nadie pide esa fruta, que va directamente a la basura. "Antes nos la pedían, pero ya nadie las quiere por lo que las tenemos que tirar", explica Teresa Porras, concejal de Parques y Jardines.

Los operarios municipales empezaron su particular recolección la pasada semana y prevén finiquitarla a lo largo de ésta. Ayer se pudieron ver empleados del Ayuntamiento recogiendo naranjas por el barrio de La Victoria. No obstante, según asegura Porras, hay dos equipos repartidos por el centro de la capital y uno en cada distrito. En total un equipo humano superior al medio centenar es el encargado de llevar a cabo este laborioso encargo que recuerda al vareo de los olivos para recoger el fruto. Algo parecido, pero en versión urbana.

Esta operación se realiza por motivos de seguridad y limpieza. Por un lado, una naranja madura en el suelo puede provocar accidentes entre los viandantes, además de que genera suciedad. Igualmente, así se evita que algún gamberro pueda hacer un mal uso del fruto que da color estos días a los árboles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios