Lo natural, eje del protocolo del parto

Comentarios 1

La atención a la maternidad ha dado un giro de 180 grados en la última década para lograr el parto lo más natural posible, donde las protagonistas son la mujer y la matrona, siempre que no se trate de embarazos de riesgo. Desde el decreto 101/1995 que reconoce los derechos de los padres y de los niños en el ámbito sanitario durante el proceso del nacimiento, la mujer decide sobre su parto y disfruta de su derecho a no separarse de su hijo, a su identificación y al alivio del dolor.

Se trata de recuperar la filosofía propia de la asistencia que las comadronas daban a las mujeres en sus casas en los pueblos, pero con la especialización y los controles de un centro hospitalario. La matrona reivindica así su espacio.

El futuro de esta asistencia está en la atención integral de la mujer para que cada embaraza sea tratada por la misma matrona en un espacio confortable donde sea atendida durante todo el proceso (dilatación, parto y posparto), y para ello los hospitales públicos requieren de reformas arquitectónicas así como la reorganización de las plantillas.

El objetivo es que cada madre sea atendida por la misma matrona para descargarla así de incertidumbre y y el siguiente paso es que no tenga que trasladarse, de modo que desde que entra en el hospital todo el proceso sea atendido en el mismo lugar.

La humanización y personalización es la dirección hacia la que también avanzan los hospitales, que tienen hacia las habitaciones individuales, la creación de hoteles de madres para las parturientas que llegan de puntos lejanos de la provincia y que tienen a sus bebés ingresados, la instalación de bañeras para una dilatación natural, las salas de parto sin epidural o la realización de cursos de formación una vez tenido el niño para eliminar las dudas de las madres y evitar procesos como la depresión posparto.

Todo al servicio de la mujer para que sea la auténtica protagonista de un momento tan importante y trascendental para la mujer como es el parto y que pude condicionar su maternidad futura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios