Un negocio de 110 millones al año Bodas

  • El estudio del portal Bodaclick refleja que los malagueños gastan una media de 20.000 euros en casarse, por encima del resto de los andaluces · La crisis reduce los comensales en los banquetes

El sector de las bodas en Málaga mueve 110 millones de euros al año. Éste es uno de los datos extraídos del estudio elaborado por Bodaclick -uno de los portales mundiales más importantes para la organización de los enlaces matrimoniales-, donde se refleja que los malagueños gastan una media de 20.000 euros al casarse, un desembolso que se sitúa ligeramente por encima de la media andaluza. La crisis económica, sin embargo, también pasa factura a este sector, principalmente en la organización del banquete, donde los contrayentes se lo piensan muy bien a la hora de elaborar la lista de invitados. Actualmente, pocas bodas alcanzan los 300 comensales.

Casarse sigue siendo una fuente de ingresos para muchas empresas. Salas de celebraciones, floristerías, papelerías, tiendas de traje y complementos, peluquerías y agencias de viajes dependen del sí, quiero de una pareja. Sólo en 2010 las bodas de los malagueños generaron 110 millones de euros, una cifra que se mantiene estable en los últimos años, y ello pese a que en 2010 contrajeron matrimonio 110 malagueños menos que en 2009, un descenso en el que ha tenido mucho que ver la actual situación económica, que ha obligado a numerosas parejas a posponer su enlace matrimonial a la espera de una mejor coyuntura. La escalada del paro, en este sentido, es la causa fundamental para que dos personas desistan de comprometerse de forma oficial.

En total, el año pasado fueron 5.769 parejas las que se casaron en Málaga, según el estudio de Bodaclick. De ellas, 2.578 (44%) lo hicieron por lo religioso. El número de matrimonios civiles fue mayoritario al alcanzar los 3.132 (54%).

La preferencia por las bodas civiles en Málaga choca con la tónica dominante en Andalucía, donde el 45,6% de los contrayentes optaron por la fórmula civil. En lo que también se diferencia la provincia malagueña de la media andaluza es en el gasto por enlace. Si en la comunidad el desembolso general es de 19.000 euros por boda, en Málaga esta cantidad se eleva a los 20.000, lo que iguala más a los malagueños con el resto de españoles en el coste del enlace. En este sentido, el informe señala que las comunidades donde más económico resulta celebrar un enlace matrimonial son Baleares, Ceuta, Murcia y Canarias. En el polo opuesto se encuentran Madrid, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Galicia o La Rioja.

Los autores del estudio destacan que en los últimos años se ha reducido en 3.000 euros la partida que las parejas destinan a su boda, un recorte provocado, además de por la crisis, por la variada gama de servicios y productos que se ofertan, lo que permite a los novios escoger entre las alternativas aquélla que mejor se ajuste a su bolsillo. Aunque todo depende de la disponibilidad económica de los novios y del orden de preferencia a la hora de gastar. El banquete acapara, por lo general, el 76% de este coste, incluyéndose aquí tanto el alquiler del salón de celebraciones (19%) como el catering (57%).

El precio del cubierto en Málaga oscila bastante, aunque Bodaclick y algunas firmas especializadas en banquetes de boda sitúan la media de coste entre los 65 y 90 euros. El estudio del portal de bodas también recoge que el 75% de las parejas se decantan por una boda matinal con almuerzo, frente al 25% que escoge la noche para el enlace. Según el portal, esta última opción facilita encontrar menús más "asequibles" sin renunciar a la calidad.

Al banquete hay que sumar otros gastos como el vestido de novia, que supone el 10% del desembolso del enlace, y otras partidas (14%) destinadas al pago de flores, invitaciones, fotografías o alquiler de coches y carruajes. Entre las últimas tendencias a la hora de celebrar una boda, que ya han empezado a constatarse en la provincia de Málaga, se encuentran los enlaces temáticos, es decir, aquellos organizados en emplazamientos exclusivos o con la exigencia de un determinado tipo de ropa (como la ibicenca); y las bodas wedding destination, que combinan la celebración con la luna de miel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios