Unos 40.000 niños no son atendidos por un pediatra ante la falta de especialistas

  • El déficit provoca que uno de cada cinco menores de 14 años sea asistido en su ambulatorio por un médico de familia, una situación que afecta más a las zonas rurales · Piden más MIR y mejores condiciones laborales

Faltan pediatras en toda España. El déficit provoca que uno de cada cinco niños menores de 14 años no sea atendido por un especialista en su centro de salud, sino por un médico de familia. Según los datos de la Asociación de Pediatras de Atención Primaria de Andalucía (APap), en la provincia hay 180 cupos de Pediatría en los ambulatorios. De ellos, 147 están ocupados por pediatras y 33 por facultativos que no lo son, lo que supone que el 18% de los niños tiene asignado un profesional que no es especialista en Pediatría. Como el número medio de críos que corresponde a cada cupo en Málaga es de 1.245 -el mayor de Andalucía-, eso supone que hay más de 41.000 niños asignados a un profesional que no es pediatra. La cifra resulta de multiplicar los 1.245 potenciales usuarios de cada cupo por los 33 médicos no especialistas en Pediatría.

"Salen pocos pediatras y los que salen se los rifan entre los sitios más golosos de la sanidad pública y la privada", apunta el presidente de la APap, Carlos Valdivia. De ahí que el déficit de estos especialistas castigue especialmente a las zonas rurales.

Varios estudios vienen alertando desde hace años sobre la falta de estos especialistas. La Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud publicó en 2007 un informe que advertía sobre el déficit en algunas especialidades entre las que se encontraba la Pediatría. En 2009, otro análisis del Ministerio de Sanidad volvió a alertar sobre el problema. El proyecto Nespecialist, encargado por la Consejería de Salud, también hacía hincapié en déficit "crítico" en cuatro especialidades; Pediatría volvía a ser una de ellas. Y también el Colegio de Médicos de Málaga lanzaba a principios de 2011 una advertencia similar porque en los próximos años se jubilará el 25% de los pediatras y solo se repondrá el 12%.

La APap se muestra "seriamente preocupada porque no se pueda garantizar el acceso a la población menor de 14 años a consultas de Pediatría atendidas por profesionales con formación específica, lo que sin duda debe ser, en estos momentos, una de las prioridades de la Administración sanitaria andaluza".

El déficit provoca que la amplísima mayoría de sustituciones tenga que ser cubierta por médicos de familia. Una representante de la Administración sanitaria andaluza explicaba que no hay pediatras en la bolsa de trabajo. "El déficit es constante", reconocía. Y cuando no hay especialistas en Pediatría, el puesto se ofrece a un médico de familia. De ahí que la quinta parte de los niños acabe siendo asignada a un médico que no es pediatra. Una situación que ocasiona "diferencias" en la asistencia, según denunciaba Valdivia, ya que frente a los tres meses de formación específica en Pediatría que reciben los médicos de familia durante su residencia (MIR), los pediatras cursan cuatro años.

Un estudio de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) indica que los médicos de familia que atienden a niños prescriben más antibióticos que los pediatras y que éstos últimos tienen un mejor manejo de la fiebre y de ciertas patologías típicamente infantiles que los facultativos que no son de la especialidad.

El déficit de pediatras es un problema nacional. Pero hay factores que agravan la falta de profesionales en los centros de salud. "La sobrecarga asistencial que los pediatras soportan desde hace tiempo ha provocado cierta resistencia en los nuevos pediatras para trabajar en atención primaria", señala Valdivia. La jubilación masiva de pediatras hospitalarios y las condiciones desfavorables en los centros de salud ha derivado en que los nuevos especialistas prefieran irse a los hospitales. La APap reivindica un incremento de las plazas MIR de Pediatría, un aumento de las unidades docentes de la especialidad y la mejora de las condiciones laborales con condiciones en los contratos que hagan más atractivas las plazas en los centros de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios