Los niveles de polen serán muy altos este año debido a la abundante lluvia

  • Los alérgicos a los cipreses y parietarios ya han empezado a notar sus efectos · El frío que ha hecho este invierno ha retrasado la aparición de los primeros casos

Nunca llueve a gusto de todos y este año parece que los alérgicos sufrirán las consecuencias de las abundantes lluvias que han caído durante el otoño y el invierno en toda la provincia de Málaga. Los niveles de polen de la mayoría de las especies alergógenas serán más abundantes de lo normal esta primavera y ya hay algunos como los de ciprés y parietaria que alcanzan valores muy altos.

En el caso del ciprés, al ser una especie arbórea y no depender directamente de las lluvias, los niveles de polen son similares a los de otros años por estas mismas fechas. Pero en las parietarias, que son un tipo de especie herbácea, sí han influido las intensas precipitaciones de las últimas semanas y se notará especialmente en las zonas rurales de la comarca de la Axarquía.

Lo peor es que los niveles de estas especies seguirán subiendo a lo largo del mes de febrero, según apuntó la profesora de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga, María del Mar Trigo. El ciprés, por ejemplo, según los primeros cálculos, alcanzará su máximo pico durante la primera quincena de este mes.

Y eso que las bajas temperaturas que han marcado prácticamente todo el invierno en la provincia de Málaga han hecho que se retrase ligeramente su aparición con respecto a lo normal. Otro tipo de polen invernal como el de las artemisas también está alcanzando valores muy altos en estos momentos, aunque en este caso su aparición apenas tiene incidencia en la población.

A partir del mes que viene, los problemas para los alérgicos se intensificarán con el aumento de los niveles de polen de otras especies como el plátano de sombra y que también se espera que alcance valores por encima de lo normal este año. Pero será a partir de abril, con la floración del olivo y la gramínea, cuando se esperan los mayores problemas ya que se calcula que el 80% de los alérgicos de la provincia lo son a estas especies. La conjuntivitis, asma y rinitis son los síntomas más frecuentes.

Al haber llovido tanto este año, la experta aseguró que es posible que el polen del olivo "venga muy fuerte" esta primavera. A pesar de las previsiones que apuntan a que será una mala primavera para los alérgicos, insistió en que la población de no debe alarmarse porque "aún es pronto y todavía habrá que esperar a ver el comportamiento de estas especies en los próximos meses".

Si continúa lloviendo, los niveles de las especies herbáceas serán especialmente altos. En cambio, si las temperaturas comienzan a subir en las próximas semanas y dejar de llover la floración de algunas especies podría incluso adelantarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios