Una noche violenta se salda con cinco heridos, dos de ellos apuñalados

  • Dos grupos se pelean y la Policía interviene una catana y un pico de obra

La pasada madrugada del sábado al domingo fue especialmente movida y violenta en Málaga. La noche se saldó con cinco heridos, dos de ellos por arma blanca, en tres sucesos distintos ocurridos en la capital y Fuengirola que mantuvieron en jaque a la Policía Nacional y los servicios de emergencias que tuvieron que atender a las víctimas. El primero de ellos ocurrió poco antes de las 2:00 en el puente que une la zona de Guadalmar y el centro comercial Plaza Mayor de la capital. La llamada de un particular alertó al servicio de emergencia del 112 que un hombre de unos 46 años de edad sangraba por un costado tras haber sido apuñalado en un suceso del que se desconocen por el momento tanto la autoría como las causas.

La víctima fue trasladada inmediatamente al hospital Clínico de la capital donde fue ingresada en la unidad de cuidados críticos (UCI) de la que fuentes del centro hospitalario confirmaron que podría salir hoy mismo y pasar a planta dado que su vida no corría peligro pese a la gravedad de la herida.

El otro herido por arma blanca se produjo en Fuengirola tras una pelea en la puerta de una discoteca en la calle Jacinto Benavente. El incidente tuvo lugar alrededor de las 4:00 durante una reyerta, al parecer, entre dos personas. Una de ellas, un varón de 31 años, recibió una puñalada en la espalda y otra en un costado, aunque ambas fueron superficiales y ayer se encontraba en observación pero fuera de peligro, según confirmaron fuentes del hospital Costa del Sol de Marbella a donde fue trasladado por el servicio de asistencia sanitaria del 061 que lo atendió en el lugar del suceso.

También en Málaga capital tuvo lugar una pelea entre dos grupos de jóvenes a las puertas de una discoteca ubicada en la calle Horacio Quiroga y que se saldó con tres heridos, de 18, 21 y 25 años de edad, respectivamente, según informó ayer el servicio de emergencias del 112. Dos de los heridos pertenecían a uno de los grupos y otro a los rivales y, aunque fueron trasladados al hospital Clínico de la capital, ninguno permanecía ingresado ayer en torno al mediodía.

Al parecer, se trató de una reyerta violenta debido a que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que acudieron hasta el lugar intervinieron varias armas que usaron los jóvenes, entre ellas un pico de obra y una catana. Precisamente, uno de los jóvenes fue atacado con ella. Sin embargo, la presencia policial hizo huir a uno de los grupos que había participado en la pelea, por lo que de momento continúa la investigación abierta. De hecho, ninguno de los tres sucesos ocurridos en la madrugada del domingo se ha saldado aún con detenidos. Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía aseguraron a este periódico que en los tres casos se siguen investigando las causas y los posibles autores.

18

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios