El nuevo Politécnico, sin espacio para acoger a todos sus alumnos

  • La dirección del centro admite que las aulas han sido diseñadas para acoger a 60 estudiantes, según el plan Bolonia, y que hay materias con más personal matriculado

Los alumnos de la Escuela Politécnica de la Universidad de Málaga tienen dificultades para conseguir silla en determinadas aulas del recién estrenado Complejo de las Ingenierías. Los problemas de espacio son especialmente graves en asignaturas como Dibujo Técnico, una de las materias que cuenta con mayor volumen de estudiantes.

Fuentes de la Delegación de Alumnos confirmaron que a lo largo de esta semana los estudiantes han tenido incluso que sentarse en el suelo y "en otros casos ni siquiera porque ya no había sitio, de modo que nos hemos tenido que quedar en la calle".

El secretario del centro, Óscar de Cózar, reconoció los problemas para albergar a la totalidad del alumnado en las aulas en las que se imparten determinadas materias. Este problema obedece, según explicó, al hecho de que el edificio se ha diseñado teniendo en cuenta las exigencias impuestas en el Espacio Europeo de Educación Superior o plan Bolonia, que contempla un tope de sesenta estudiantes por aula.

Sin embargo, el plan Bolonia no empezará a aplicarse hasta el curso próximo y, aún así, se afrontará de forma gradual por lo que aún quedan varios años académicos a la vista con grupos numerosos.

Óscar de Cózar señaló que el problema se está resolviendo instalando sillas de pala individuales junto a las bancadas colectivas. "En este momento es la única solución puesto que ya no es posible subdividir los grupos, puesto que haría falta reorganizar horarios y serían necesarios nuevos profesores que habría que pedir y contratar tras un proceso de selección que lleva mucho tiempo".

En este sentido, Álvaro de Cózar aseguró que el curso próximo, una vez que se empiece a aplicar el plan Bolonia, se podrá aquilatar mejor el número de alumnos en cada grupo". Mientras, confía que la solución de sillas de pala y la caída de la asistencia a las clases que normalmente se produce tras el inicio del curso puedan llevar cierta normalidad a las aulas.

Estas soluciones han sido severamente cuestionadas por los alumnos que reclaman su "derecho a tener un sitio en unas clases por las que hemos pagado una matrícula."

Las aulas más grandes tienen capacidad para 90 alumnos, cuando, en conjunto, los tres grupos que asisten a Dibujo Técnico suman algo más de 400 estudiantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios