Los nuevos 'chichilargos'

  • Los últimos datos del Ayuntamiento de Mijas indican que 1.300 vecinos de nuevo cuño proceden de Fuengirola · Saltan la 'frontera' porque la vivienda está más barata

El número de habitantes de Mijas ha crecido en los casi diez meses transcurridos del presente año en 2.500 personas, un dato que se eleva a 4.000 si se toma como referencia las mismas fechas de 2007. Así lo atestiguan los datos ofrecidos por el Ayuntamiento del municipio, que constata la existencia de 74.822 empadronados. Pero lo curioso del caso no reside tanto en el crecimiento demográfico de esta localidad costera como en que alrededor de 1.300 vecinos de nuevo cuño, que pasan a ser chichilargos, como antiguamente se denominaba a los mijeños, proceden de Fuengirola, municipio del que está separado por una calle.

Este cambio de localidad tiene mucho que ver con el precio de la vivienda, bastante más económica en Mijas, y con el hecho de que las zonas que más demanda residencial tienen estén más próximas al centro de Fuengirola, por lo que muchos agradecen no tener que coger el coche para ir al trabajo.

Una experta en la materia, Rocío Fraguas, perito-tasadora, que trabaja desde hace seis años para una reconocida inmobiliaria, asegura que la mayoría de los que preguntan en la firma por pisos suelen ser parejas jóvenes en busca de algo económico y sobre todo nuevo. "Empiezan a comparar y finalmente optan por irse a Las Lagunas o La Cala porque son zonas muy tranquilas, con vistas bonitas y muchas zonas verdes. Mientras, los mayores optan por irse a Mijas Pueblo", señala. A ello se suma el gran número de centros educativos que se están ejecutando en Mijas, así como los parques para niños pequeños.

Otro factor que puede estar detrás del cambio de localidad es que se ofrezcan más cosas por el mismo precio. Y eso es justamente lo que le pasó a Nuria Díez, que se ha mudado recientemente con su pareja a Mijas-Costa. "Estuvimos buscando por todos sitios y esta parte fue la que más nos gustó. Mi piso tiene 90 metros, tres dormitorios, dos baños y garaje y no llega a 150.000 euros. Vimos otros iguales, pero mucho más caros", explica. Pero a la ventaja que le supone adquirir una vivienda a menor coste se añade que en Mijas los impuestos y tasas municipales, como el agua y el IBI, son menos gravosos.

Una de las curiosidades detectada en los nuevos datos de empadronamiento es que algunos de los vecinos de Mijas llegaron al municipio "por error", puesto que apenas se aprecia el límite entre ambos municipios, que se sitúa en la calle de la Unión, donde una acera es de Fuengirola y la otra de Mijas. Este es el caso de Salvadora, natural de San Pedro, que llegó hace poco tiempo a calle Virgen de la Paz. "Como todo está tan cerca ni sabía que esto era Mijas", dice riéndose. "A una amiga mía le ha pasado igual. Creía que estaba en Fuengirola, pero se tuvo que empadronar aquí", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios